Esperando el momento apropiado

 
Lo ideal es que la pareja tenga su primer hijo, cuando ambos hayan alcanzado una madurez afectiva en su relación. Esto significa que cada uno de los involucrados haya aprendido a aceptar las debilidades del otro, sus diferencias y espacios propios.

Haber establecido acuerdos de convivencia y hablado de las expectativas y obligaciones que se tendrán con la llegada de un hijo, también son requisitos previos a traer un nuevo ser al mundo. Un niño cambia totalmente la dinámica de la relación marital, y ambos deben estar realmente conscientes de ello.

La pareja no debe tener un hijo si su matrimonio está en crisis. Muchas personas creen erróneamente que concebir un hijo es la mejor manera de salvar una relación, pero tenerlo por las razones equivocadas solo empeorará enormemente la situación.

Vencer la infertilidad está a su alcance, visitando CONCEVIDAS. Edificio Colmena. Consultorio 204 Carrera 43A No.1A Sur – 29. Teléfonos: 312 2020 / 268 1900. Fax: 352 2960. Medellín – Colombia. www.concevidas.com