Entre cervezas

La Buena Mesa visitó Brew House y Hellriegel, dos cervecerías artesanales de El Poblado 
Por Juan Sebastián Mora



Brew House
Un proyecto de familia y amigos en torno al mundo de las cervezas artesanales, eso es Brew House, bar inaugurado hace un par de semanas en Provenza. El maestro cervecero es Erik Sánchez, quien con su hermano Jonathan, su papá Óscar y sus amigos de la infancia Juan Fernando Estrada, Juan David Gaviria y Diego Romero, ha ideado un lugar que ofrece sus propias creaciones, algunas de otros pequeños productores locales y una selección de marcas de Alemania, Rusia, Holanda, Inglaterra y Bélgica.


Jonathan Sánchez, Erik Sánchez, Juan Fernando Estrada y Diego Romero

Brew House desarrolla, con cuidado y laboriosidad, cuatro cervezas artesanales. “La Hefeweizen es hecha con trigo, es muy propia de Alemania. Tenemos una Amber Ale, roja. Una Ipa, es decir una Indian Pale Ale, cerveza muy amarga y típica de Inglaterra y Estados Unidos. Y por último, ofrecemos una Imperial Stout, negra, bien maltosa y con un poco de sabor a café”, explica Jonathan Sánchez. “La Hefeweizen tiene 5% de grados de alcohol, la Amber Ale cerca de 6% y la Ipa y la Imperial Stout tienen 7 %”, agrega su hermano Erik.

Las salchichas y los chorizos artesanales también hacen parte vital de Brew House, tanto con pan o picadas, son magníficos acompañantes para las cervezas. “Con cervezas complejas, se buscan sabores complejos. Por ejemplo, las amargas, como la Ipa y la Imperial Stout, van bien con chorizos picantes como el libanés y la salchicha de jalapeños. La Hefeweizen y la Amber Ale son más livianas, refrescantes, no le roban tanto protagonismo a la comida y maridan mejor con el chorizo italiano, el antioqueño y las salchichas alemana y suiza”, afirma Juan Fernando Estrada.

Entre los planes próximos de Brew House, está dictar cursos y actividades, con la participación de otros productores artesanales colegas, dirigidos a quienes quieren explorar en profundidad la cerveza. Según Erik Sánchez, “este mes vamos a tener un curso de análisis sensorial, encaminado a enseñar a detectar los defectos en una cerveza”.

“La idea es hacer de Brew House un sitio de encuentro de cerveceros, no solo con cursos, sino también con tertulias y catas”, complementa Juan Fernando Estrada.

Brew House está localizado en la carrera 35 # 7-83. Abre de lunes a domingo de 4 pm hasta la medianoche. Los viernes y los sábados cierra a las 2 pm. Informes en el 310 429 8837.


 
Hellriegel
“Aprender a hacer cerveza es rápido, lo puedes lograr en un día. Lo difícil no es hacer cerveza, es hacer una buena cerveza, y eso te lo dan la experiencia y el estudio constante”, señala Stefan Hellriegel, venezolano de ascendencia alemana que dicta talleres teórico-prácticos de 8-10 horas sobre cómo elaborar esta bebida milenaria (de manera artesanal) en Hellriegel, bar en el que elabora y comercializa sus propias cervezas.


Stefan Hellriegel

Cuenta con dos sedes, una en Colombia (calle 50 #68-48) y otra en El Poblado (carrera 42 #10-44). En la primera de ellas, Stefan desarrolla tres tipos de cervezas fijas en su portafolio (Silletera, Carriel y Luna Nueva), además de tres de temporada, la Trigaleña, la Poderosa y la Verdolaga, las dos últimas inspiradas en el Deportivo Independiente Medellín y el Atlético Nacional.

La Silletera es rubia, tiene 5 grados de alcohol, se utilizan lúpulos florales y frutales para su elaboración, posee un ligero toque acaramelado y es muy refrescante. Es perfecta para maridar con carnes blancas, pastas con salsas blancas y quesos suaves. La Carriel es roja, tiene 6.5 % grados de alcohol, es bien perfumada, y combina con carnes rojas y salsas oscuras. Luna Nueva es negra, es una Imperial Chocolate Stout, en su preparación se utilizan cuatro tipos de malta y tiene un cierto sabor a chocolate negro y a café. Para ser una cerveza negra de 7% grados de alcohol no es pesada, es bastante ligera al paladar. Igual que la roja, la recomienda con carnes rojas, pero también con tortas y postres de chocolate.

“La verdolaga es una cerveza de color verde, de 5.5 % de grados de alcohol, de sabores cítricos. Para la receta, me imaginé estar en el estadio, en una tarde a pleno sol, queriendo tomar algo refrescante y acorde con el color que identifica al Nacional. Para la Poderosa, cuando la diseñamos nos fijamos más en el nombre como tal, buscando una cerveza con sabores bien marcados. Es roja en referencia al Medellín, es una Irish Red Ale más bien estilo Ipa, muy lupulada, amarga y con 6.8 % de grados de alcohol. La Trigaleña es una cerveza que mezcla cebada y trigo, es muy frutal y también tiene 6.8% de grados de alcohol”, afirma Stefan quien además desarrolla nuevas cervezas para fechas especiales, eventos y celebraciones como la Navidad.

Reservas e información sobre los cursos de la elaboración de cerveza artesanal de Hellriegel en el 300 636 7766. También ofrecen perros calientes, salchichas y choripanes.


 
Cómo catar una cerveza

• Al igual que otras bebidas, al catar una cerveza lo primero que debemos hacer es observarla, qué colores tiene, cómo se están desarrollando la espuma, las burbujas.
• El siguiente paso es olerla, sentir e identificar los aromas de los elementos esenciales de la cerveza (maltas, lúpulos y levaduras).
• Luego sigue la parte de la degustación. Siempre es bueno cerrar los ojos, para anular uno de nuestros sentidos y dejar que nuestra mente se concentre en los sentidos restantes. Probamos, pero no tragamos inmediatamente. La dejamos en la boca un momento, sentimos el cuerpo de la cerveza, el nivel de carbonatado sobre la lengua, los sabores que se están desarrollando. Al tragarla, se identifica el final de la cerveza, es decir como es una vez pasa por la garganta (astringente, metálica, amarga, dulce, suave o rasposa).