Enfermedades de transmisión sexual e infertilidad


    Enfermedades de transmisión sexual e infertilidad
    Las obstrucciones en las trompas de falopio en mujeres y de los conductos deferentes en hombres, pueden ser secuelas a tratar luego de contraer una de estas enfermedade.

    Tanto hombres como mujeres están expuestos a tener problemas de fertilidad tras padecer una enfermedad de transmisión sexual, cuya variedad es muy amplia, al igual que los efectos principales y secundarios producidos en el cuerpo y en la salud reproductiva. Estas patologías generan, en muchos casos (no en todos), que se tapen las trompas de falopio de las mujeres y los conductos deferentes (por los que se transportan los espermatozoides) en los hombres, ocasionando las dificultades para concebir. Estudios norteamericanos hablan de más de 20 diferentes enfermedades de transmisión sexual, con una tasa de cerca de 19 millones de personas que las contraen cada año solo en Estados Unidos. La sífilis, la gonorrea y la infección por clamidia, son las más comunes causas de estas obstrucciones. De ahí la importancia de acudir a tiempo a un centro especializado y tener revisiones periódicas para determinar algún padecimiento de este tipo y recibir un tratamiento que minimice los inconvenientes generados para tener un bebé a futuro. En caso de quedar con secuelas después de contraer una enfermedad de transmisión sexual, la alternativa es acudir a una fertilización in vitro realizada por expertos y bajo condiciones especializadas. Romper las barreras de la infertilidad es posible, visitando CONCEVIDAS.