Encerrona de película

   
  
 Aspectos del operativo contra las carreras ilegales de motocicletas. (Foto cortesía Estación de Policía de El Poblado). 
   
 El primero de estos operativos ocurrió el jueves 12 de junio entre las 8 de la noche y las 5 de la mañana. Requirió una preparación minuciosa y una logística especial por parte de la Policía y la Secretaría de Tránsito pues la labor no era nada fácil: interceptar, perseguir y poner en cintura a los cientos de motociclistas que en los dos últimos años han hecho de la Vía Las Palmas y la variante al aeropuerto José María Córdova una pista clandestina de piques y carreras, sobre todo los jueves en la noche, tal y como lo informó en su momento Vivir en El Poblado.
Hace varios meses las quejas eran frecuentes por parte de usuarios de esta vía, quienes sienten su seguridad amenazada al quedar en medio de los veloces conductores, muchos de los cuales se pasan los vehículos de manera imprudente. Sin embargo, las autoridades poco o nada hacían para controlar las competencias, entre otras cosas porque no más con verlos los motociclistas salían en desbandada a velocidades difíciles de igualar y trasladaban sus carreras para la carretera a Guarne.
La molestia y las quejas iban en aumento. Precisamente en la redacción de Vivir en El Poblado recibimos en días recientes un correo de Alejandro Múnera, habitante de la Comuna 14, en el cual manifestaba que “no sé a quien corresponda, si a la Policía o al Tránsito, el establecer los debidos controles para que se termine de raíz con algo que comienza a volverse costumbre: grupos de amigos en 20 y 30 motos de alto cilindraje que convierten a la Vía Las Palmas en sitio de alta competición, generalmente en las noches de semana, con lo que no solo arriesgan sus vidas sino las del prójimo y de paso atormentan con el tremendo ruido el sueño que comenzamos a conciliar quienes debemos madrugar a trabajar al día siguiente. Una pista para volvérselo más fácil a las autoridades de tránsito: les gusta entre Carulla y el Colegio Latino, y a veces bajan por la loma del Padre Marianito (Chuscalito)”.

Continuarán los operativos
Para dar trámite a las denuncias ciudadanas, las autoridades diseñaron entonces el operativo sorpresa en el que los efectivos de la Estación de Policía El Poblado fueron pieza clave. Como dice el comandante de esta Estación, teniente coronel Javier José Pérez Watts, “nunca se habían inmovilizado tantas motos a la vez”, lo cual requirió la utilización de varios camiones y personal de apoyo. “Se inmovilizaron más de 200 motocicletas y se impusieron multas de 200 mil pesos en adelante. Fue un golpe contundente por el que la gente también ha manifestado su complacencia y se les dio una lección a quienes hacen estos actos ilícitos poniendo en riesgo su vida y la de las demás personas que circulan por la vía”.
El comandante de la Estación de Policía El Poblado anunció que los operativos continuarán. Sabe que para cambiar esa cultura de la imprudencia y del peligro hace falta una labor continua que logre disuadir a los motociclistas de exponerse y exponer a la ciudadanía con una práctica que requiere una pista adecuada y exclusiva, y no una de las vías más transitadas del departamento.