En un mes se entregan las obras de La Paulita

Con un retraso de más de un año se entregarán los trabajos que se adelantan en un tramo de la quebrada


A principios de junio finalizarán los trabajos. Foto cortesía

“Este es el edificio más viejo del sector y en su momento cumplió con todo lo reglamentario”, comenta Constanza Ospina, administradora del edificio Montelar, localizado en la carrera 35 con la calle 16 sur, y que es vecino de los trabajos que se adelantan en uno de los tramos de la quebrada La Paulita. Esta obra tuvo que se decretada por una urgencia manifiesta luego de que se identificara el riesgo para el sector, sobre un colapso hidráulico causado por un lleno, que años atrás un constructor hizo sobre un box caulvert. “Luego, hicieron las construcciones aledañas (Fontanar y Torres de Hungría) –continúa Ospina–, y al parecer, hubo un incumplimiento por parte de los constructores, lo que originó la urgencia manifiesta sobre la quebrada. Cuando la Administración Municipal nos invitó para explicarnos eso qué implicaba, nos dijeron que las obras iban a durar seis meses. Eso fue el año pasado en el mes de marzo y estamos en abril y aún no la han entregado”, agrega. La administradora se preocupa porque dice que en el edificio Montelar viven varias personas enfermas que han tenido que soportar el ruido de los equipos de reparación durante este tiempo.


Obras en la quebrada La Paulita. Foto cortesía

Carlos Borja, subsecretario operativo de la Secretaría de Infraestructura Física y secretario ad hoc designado para atender la urgencia manifiesta, explica que justamente, al tratarse de una urgencia manifiesta, en la que por la premura no hubo tiempo de planificar, en el proceso han encontrado inconvenientes mayores por resolver, lo que ha implicado que el tiempo de construcción de la obra se haya extendido. “Inicialmente, el contratista planteó dos puentes y un canal, sin embrago, en la marcha se dio cuenta de que era necesario hacer otras intervenciones como, por ejemplo, unos tablestacados, que son unas pilas de unos 25 metros de alto que nos ayudan a ‘amarrar’ el terreno y a estabilizar los talud. También nos encontramos con que había que demoler un muro, y para ello era necesario hacer unos anclajes y rediseñar y cambiar redes de servicios públicos”.

A comienzos de junio
Otra de las preocupaciones de los habitantes de este edifico vecino son los costos de la obra, que según su administradora se han duplicado. “Se suponía que tenía un presupuesto y ahora resulta que se duplicó; ellos dicen que como era urgencia manifiesta, no tuvieron tiempo para planificar, lo que ha hecho que la obra cueste más, ¿pero el doble? que nos expliquen por qué, pues finalmente esto lo paga la misma ciudadanía”. Por su parte, el funcionario asegura que: “Dada la magnitud de la obra, fue necesario la conformación de un equipo de apoyo en costos, conformado por personal de la Secretaría de Infraestructura, de Secretaría de Medio Ambiente, la Edu (Empresa de Desarrollo Urbano), para garantizar que se va a pagar estrictamente lo que vale la obra y que no va a haber ningún detrimento patrimonial”. Ahora, la pregunta es: ¿cuándo se entrega esta obra?

Carlos Borja asegura que a comienzos de junio finalizarán los trabajos y explica que la Secretaría ha estado atenta a resolver las observaciones. “Sabemos que tenemos que dejar eso mejor de como lo encontramos, con la claridad de que hay una responsabilidad inicial de algunos o uno de los edificios (Fontanar y Torres de Hungría), por lo que las autoridades tendrán que determinar responsables”.