En Medellín sí es posible montar en bici

Esta será la apuesta durante el 4toForo Mundial de la Bicicleta, del 26 de febrero al 1 de marzo en Plaza Mayor.


Fotos cortesía colectivo SiCLas

En Medellín sí es posible montar en bici
Esta será la apuesta durante el 4toForo Mundial de la Bicicleta, del 26 de febrero al 1 de marzo en Plaza Mayor. Ponentes internacionales, colectivos y actividades girarán alrededor de la movilidad sostenible en Colombia

En febrero de 2014 se abrió una puerta para activistas, colectivos, aficionados y demás ciudadanos de Colombia que, por varios motivos, disfrutan de la bicicleta y la promueven como medio de transporte. Ese año se realizaba el tercer Foro Mundial de la Bicicleta en Curitiba, Brasil, y Carlos Cadena, un paisa que realizaba sus estudios de doctorado en transporte sostenible en esa ciudad, fue ponente invitado. Desde 2012, el foro se realiza en las ciudades de este país por iniciativa de un movimiento de ciclistas, como respuesta al atropello que sufrieron 20 de ellos por un conductor de carro, el 25 de febrero de 2011, en Porto Alegre. Trascendieron su protesta y unieron a los miles de ciudadanos del mundo que trabajan a favor de ciudades más sostenibles, con la bicicleta como símbolo. En el último foro, la gran pregunta fue: “¿Dejamos salir el evento de Brasil?”. Carlos habló con sus amigos del colectivo La Ciudad Verde y postularon a Medellín. Entre otras ciudades brasileñas y suramericanas, Medellín le ganó a Manaos en una elección pública. “Medellín no ganó porque sea pedaleable, ni porque sea la mejor ciudad para hacer eventos en el mundo. Ganó porque se dieron las circunstancias”, cuenta Cadena, ahora coordinador del foro. Sin embargo, La Ciudad Verde fue convincente cuando habló de nuestra ciudad, su historia, sus posibilidades futuras y lo que hace un movimiento de ciudadanos voluntarios, junto a la academia, el sector público y el sector privado para que Medellín sea más pedaleable.

< Fotos cortesía colectivo SiCLas

El evento ayudó a promover algunas de las peticiones de los colectivos de la ciudad y, la bicicleta, en calles, redes sociales y medios de comunicación, se volvió tendencia. Entre los logros están: el despliegue del Sistema de Bicicletas Públicas EnCicla del Área Metropolitana, la inclusión de 400 km nuevos de ciclorutas en el Plan de Ordenamiento Territorial –POT–, la definición del primer polígono “biciamigable” en la avenida Jardín y la avenida Nutibara, en Laureles, y un sendero que conecta la estación Industriales con el Puente Guayaquil. “Esperamos más voluntad de la Secretaría de Movilidad para disponer de una Oficina de la Bicicleta, aprobar el corredor que conecta al Sur con el Centro de la ciudad, y pasar del discurso a la acción de la pirámide invertida, que con sus actos no se ve”, expresa Mauricio Mesa, coordinador de SiClas.

Un plan metropolitano de la bicicleta
“Existe una razón sencilla para que no tomes una bici”, explica Cadena, “se llama conveniencia y esta se da cuando se cumplen tres condiciones: seguridad, economía y comodidad. Si eso no se da, como seres racionales, no nos vamos a montar”. Es por eso que la solicitud a la Administración Municipal tiene que ver con las condiciones necesarias de seguridad, educación, cultura e infraestructura vial.

En 2011 surgió el Plan Encicla Pura Vida. Este tiene cinco estrategias: 1. La bicicleta pública; 2. Cicloinfreaestructura; 3. Plan Maestro Metropolitano (se planteó en 2014 de acuerdo con la estructura piramidal definida en el POT y se encuentra en revisión final); 4. Cicloparqueaderos; y 5. Ir al trabajo en bicleta. “Con estas estrategias se quiere que en la ciudad, y en el Área Metropolitana en 2030, el número de viajes en bicicleta sea del 10 por ciento y que estén integrados al sistema Metro”, afirma Juan Esteban Martínez, subsecretario del Área Metropolitana. De los 5,6 millones de viajes diarios que se realizan en la región, el 1 por ciento se hace en bicicleta, según el Estudio Destino Origen, de 2012. “Para el Foro, se espera contar con 30 estaciones y unas 700 bicicletas en operación, de las 50 estaciones y 1.500 bicicletas que se tendrán para finales de marzo”, asegura Martínez.


< Fotos cortesía colectivo SiCLas

En El Poblado también se puede
Carlos Cadena, también habitante de El Poblado, expone un panorama crítico en el sector: es la comuna más motorizada de la ciudad; no existe acceso real al transporte colectivo cómodo, seguro y moderno hacia el sistema integrado de transporte del Valle de Aburrá; ni se permite hablar de intermodalidad (el colectivo y la bicicleta). Sin embargo, asegura que aún se está a tiempo de prevenir la catástrofe de la movilidad y en este sentido hace un llamado a los habitantes de la comuna 14. “No nos permitimos hablar de intermodalidad porque hace muchos años nos dijeron que no, que hay muchas laderas. Eso es ridículo. Medellín ha sido innovadora en el mundo del transporte en laderas, llegó el momento de hacerlo pero para la bicicleta. Es lo mismo”.

Con una planeación adecuada, dice que es posible:
• Bajar hasta los corredores viales como la carrera 34, la avenida de El Poblado y la avenida Las Vegas y conectarse con el transporte colectivo o con las estaciones del Metro. En estas se podría dejar la bicicleta o utilizar una plegable para subirla al transporte público.
• Elevar las bicicletas, con mecanismos tecnológicos, por Los Balsos, llegar hasta la glorieta de El Tesoro y conectar con la vía Las Palmas. En el Foro, uno de los temas, son los avances de la tecnología para ganarle a las laderas y se expondrán los casos de ciudades como Trondheim en Noruega y Boston en Estados Unidos.
• Promover incentivos positivos y seguros, y compartir el carro.
• Cobrar costos sociales según la elección de movilidad, congestión, ocupación de espacio público y contaminación.

“En El Poblado somos ciclistas. Los cientos de personas que suben Las Palmas, saben cómo comportarse en una bicicleta y en una vía pública”, dice Cadena. “¡Esto no es una locura! Ya algunos nos movemos en bicicleta hasta El Poblado o hasta El Popular”, concluye, pero sobre todo aclara que no se propone la bicicleta como única opción. “Vivimos en una sociedad libre, por eso desde el 4to Foro Mundial de la Bicicleta, nuestro primer principio es: ‘No estamos en contra de los carros’. Lo que nos importa es cómo usas tu carro o tu moto”.



En el Foro

Este será el espacio para 70 colectivos, 130 ponentes de todos los continentes, un Equipo Ciudadano, cerca de 20 alcaldes y más de 5000 asistentes, que se encontrarán en actividades, conferencias, talleres interactivos e intervenciones artísticas. Además, se realizarán tres SiCLeadas: una inaugural el 25 de febrero; una rodada patrimonial el 26 de febrero en compañía de colectivos de Chile y Cali, y una “Masa Crítica Mundial”, el 27 de febrero, en la que esperan que 6 mil personas rueden de manera pacífica. Además se lanzará la Red Colombiana de Ciclismo Urbano Biciredcolombia, que trabajará por la defensa legal de los ciclistas.
Todas las actividades son gratuitas. Regístrese y vea toda la programación en www.fmb4.org