En la consulta anticorrupción se juega más que el salario de los congresistas

Consulta Popular Anticorrupción
Consulta anticorrupción

La consulta anticorrupción no hará magia contra uno de los principales flagelos del país, pero expertos advierten avances simbólicos y jurídicos por el manejo transparente de los recursos públicos.
Por: Daniel Palacio Tamayo / daniel.palacio@vivirenelpoblado.com

El domingo 26 de agosto se requieren 12 millones 300 mil votos para que la consulta anticorrupción supere el umbral, que para los analistas es el primero de los retos que tiene este mecanismo de participación ciudadana. Ahora, si se supera el número mínimo de sufragantes, para que cada pregunta sea válida tiene que obtener la mayoría de los votos afirmativos.

Mauricio Uribe, jefe del departamento de Gobierno y Ciencias Políticas de Eafit, considera que “si la consulta pasa, es una prueba de que los ciudadanos se toman en serio lo público”. En caso contrario, sería “desalentador” porque mientras en otros países hay grandes movilizaciones contra este delito, en Colombia “el ciudadano mostraría que no sale de su esfera privada”.

Para Uribe López, la corrupción es un flagelo que está por encima de las diferencias entre izquierda y derecha, por lo que cree que esta consulta es la oportunidad de “firmar una amistad cívica”. Añade que en esta consulta se podrá ver la madurez política de los ciudadanos ante fenómenos como las noticias falsas y la seguidilla de cinco elecciones, desde la consulta Liberal hasta las presidenciales, en nueves meses.

Abstención es el camino que tomará el ciudadano Álex Barajas: “algunas de estas medidas ya están vigentes y no tienen efecto inmediato, además, el costo de la consulta tardará en recuperarse con la reducción de los salarios de los congresistas”. El fondo del problema es otro, finaliza: “nadie elige esos cargos por el sueldo, sino por la influencia, los contactos y la mermelada”.

Por su parte, el rector de la universidad CES, el médico Jorge Julián Osorio Gómez, considera que es un primer paso para un ejercicio de la política más transparente. “La consulta no acaba con la corrupción, pero hay que apoyarla así valga mucho y tenga manipulación política”, sostiene.

Otro de los cuestionamientos que plantea Osorio es que “pareciera que quien tiene un ingreso alto es corrupto” y que “se parte de que los malos están en el sector público”, sin hacer referencia a procesos de cartelización empresarial o de trampas ciudadanas en lo cotidiano.

Siete temas sometidos a consulta

      1. ¿Aprueba usted reducir el salario de los congresistas de 40 a 25 salarios mínimos legales mensuales vigentes -SMLMV-, fijando un tope de 25 SMLMV como máxima remuneración mensual de los congresistas y altos funcionarios del Estado señalados en el artículo 197 de la Constitución Política?
      2. ¿Aprueba usted que las personas condenadas por corrupción y delitos contra la administración pública deban cumplir la totalidad de las penas en la cárcel, sin posibilidades de reclusión especial, y que el Estado unilateralmente pueda dar por terminados los contratos con ellas y con las personas jurídicas de las que hagan parte, sin que haya lugar a indemnización alguna para el contratista ni posibilidad de volver a contratar con el Estado?
      3. ¿Aprueba usted establecer la obligación a todas las entidades públicas y territoriales de usar pliegos tipo, que reduzcan la manipulación de requisitos habilitantes y ponderables y la contratación a dedo con un número anormalmente bajo de proponentes, en todo tipo de contrato con recursos públicos?
      4. ¿Aprueba usted establecer la obligación de realizar audiencias públicas para que la ciudadanía y los corporados decidan el desglose y priorización del presupuesto de inversión de la Nación, los departamentos y los municipios, así como en la rendición de cuentas sobre su contratación y ejecución?
      5. ¿Aprueba usted obligar a congresistas y demás corporados a rendir cuentas anualmente sobre su asistencia, iniciativas presentadas, votaciones, debates, gestión de intereses particulares o de lobbistas, proyectos, partidas e inversiones públicas que haya gestionado y cargos públicos para los cuales hayan presentado candidatos?
      6. ¿Aprueba usted obligar a todos los electos mediante voto popular a hacer público a escrutinio de la ciudadanía sus declaraciones de bienes, patrimonio, rentas, pago de impuestos y conflictos de interés, como requisito para posesionarse y ejercer el cargo; incorporando la facultad de iniciar de oficio investigaciones penales y aplicar la extinción de dominio al elegido y a su potencial red de testaferros como su cónyuge, compañero o compañera permanente, a sus parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad y primero civil, y a sus socios de derecho o de hecho?
      7. ¿Aprueba usted establecer un límite de máximo tres periodos para ser elegido y ejercer en una misma corporación de elección popular como el Senado de la República, la Cámara de Representantes, las Asambleas Departamentales, los Concejos Municipales y las Juntas Administradoras Locales?

Pedagogía En siete puntos

Jhon Helber Rodríguez, coordinador Comité Promotor

  1. Colombia es uno de los países con mayor diferencia entre lo que ganan un ciudadano y un alto funcionario, lo que profundiza la inequidad.
  2. Queremos que no haya excepciones, porque hay corruptos condenados que se van a pasar las penas en las fincas de recreo conseguidas con la plata que se robaron.
  3. Los contratos tipo ayudan a que no haya un manoseo del proceso a favor de uno de los proponentes con “contratos a la medida”. El sector privado es el más beneficiado, pues puede competir en igualdad de condiciones.
  4. La ciudadanía tendría la posibilidad de priorizar las inversiones sin tener que negociar con un grupo político.
  5. Se pretende que los congresistas rindan cuentas y asuman sus funciones con responsabilidad.
  6. Este es uno de los puntos que más miedo y rechazo genera en la clase política, pues tiene que hacer públicos sus bienes y sus ingresos. Muchos se han enriquecido a costas de dineros públicos por medio de artimañas. Son muchos los concejales, diputados y congresistas que llevan más de 3 periodos y con una gestión muy pobre.
  7. Son muchos los concejales, diputados y congresistas que llevan más de 3 periodos y con una gestión muy pobre.