En julio comienza la triada de La 33

Este reordenamiento vial se definió porque La 33 es una vía arteria que presenta demoras excesivas y congestiones, principalmente en las horas pico, y porque se encuentra en un grado de ocupación por encima del 100% de su capacidad.

La 36 sube y la 38 baja

“Para apoyar la movilidad en La 33, se determinó habitar las dos vías laterales, la 36 y la 38, que estaban subutilizadas y aprovechadas por particulares. Al habilitarlas se busca recuperar esta infraestructura vial”, afirma Martha Lucía Suárez, Jefe de la Unidad de Circulación de la Secretaría de Tránsito.

La intención es que todos los que bajen de Las Palmas tomen por la 38 y salgan a la glorieta de Exposiciones. Igual está vía estará regulada por semáforos en los cruces con Abejorral, Palacé y Bolívar, para controlar el flujo y evitar accidentes.

Los que vienen del occidente hacia San Diego, tienen como opción subir por la 36, que es una vía que la Secretaría de Tránsito está recuperando.

Un plan B: carriles reversibles

Al favorecer la movilidad en La 33, habría dos puntos que serían los cuellos de botella: las glorietas de Exposiciones y San Diego, pues los vehículos van a llegar más rápido por las tres vías, y con un mayor volumen. Por ello hay una medida complementaria de la Secretaria de Tránsito, que no se va aplicar cuando empiece la operación de la triada porque se va mirar cómo se comporta el flujo vehicular, pero se utilizará de ser necesaria. La medida es un carril reversible en La 33, desde la glorieta de Exposiciones hacia el occidente hasta donde era el Cafetero.

“Cuando se está en la glorieta de Exposiciones, y se quiere ir al occidente, hay una descompensación porque la glorieta tiene 6 carriles, mientras que el puente solo tiene dos. Por eso la idea es que al otro lado del puente, se tome uno de los tres carriles de la calzada que baja, para aumentar la circulación de oriente a occidente (subiendo). Eso quiere decir que uno de esos carriles se va a utilizar en sentido contrario y por eso se llama carril reversible”, explica la funcionaria del Tránsito.

Igualmente, se tiene propuesto el carril reversible sobre Las Palmas, en los primeros quinientos metros a partir de la glorieta de San Diego, porque no solo el cuello de botella es en la glorieta sino en el ingreso al Centro Comercial Sandiego y las paradas de transporte público colectivo que generan atascamiento.

Los cruces de la glorieta van a estar regulados por semáforos. Con ello la Secretaría de Tránsito busca que los que vienen por la Avenida El Poblado, que ahora se atoran en la glorieta, puedan circular de manera más ágil y segura.

Cada carro en su carril

La 33 tiene mucha importancia como componente del Plan de Movilidad de la ciudad. Por eso será un corredor que potencie el transporte público colectivo. Dos carriles de la 33 serán exclusivos para transporte público y el otro será mixto para el vehículo particular en el carril que está próximo al separador central. “Esto se determinó porque los gáligos de los puentes, es decir, la altura entre el puente y el piso, son muy bajos y no permiten el paso de camiones o carros altos. Así que los camiones que no pueden tomar ni la 36 ni la 38, tendrán que irse por La 33”, explica Martha Lucía Suárez del Tránsito. Adicionalmente los taxis no podrán tomar La 33.

Cómo ir al Centro

La propuesta es que viniendo del occidente y con destino al Centro de la ciudad, los particulares se vayan por La 33. Pero a los usuarios que van hacia Las Palmas la idea es que usen la 36, porque las fases semafóricas les dan mucha facilidad para incorporarse a las glorietas. Pero si se metió por La 33 y va para el Centro, debe hacer una oreja manzana, dando la vuelta al centro comercial para tomar la Avenida El Poblado, sentido sur norte, que controlará el paso con el semáforo.

Paciencia

Al principio no va a hacer fácil la operación mientras la gente se acostumbra. Por eso no se quiere aplicar inmediatamente el carril reversible para ver si el flujo vehicular mejora. “La primera semana va a ser muy traumática, porque mucha gente, aunque ya hay una amplia campaña de difusión, no se dio por enterada; eso demora las maniobras, pero habrá acompañamiento permanente por parte de los agentes de Tránsito y es una medida que va a favorecer la movilidad”, asegura la funcionaria de movilidad de la Secretaría de Tránsito.