En esto creo yo

  
 Por: Carolina Zuleta Maya 
 
En los años 50 en Estados Unidos, el periodista Edward R. Murrow creó un programa de radio llamado “This I believe”, lo que en español significa “En esto creo yo”. El programa invitaba a toda clase de personas a escribir en algunas palabras los principios básicos por los que guiaban su vida. Por años leyeron los ensayos de cientos de personas y el programa se convirtió en una luz de esperanza en la mitad de la Guerra Fría (1).
Como el tema de creencias y filosofías de vida me parece apasionante, he estado leyendo varios de estos ensayos. He observado que muchas de estas filosofías de vida están ligadas a momentos difíciles, pero lo que más fascinante me parece es que en estos momentos difíciles las creencias se han convertido en filosofías de amor, esperanza y paz. Por ejemplo, está el ensayo de Maximilian Hoder, quien fue retenido en un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial, donde perdió a su familia y su libertad. En su ensayo, Hoder dice que después de perder la fe en los seres humanos y creer solo en su maldad, hoy recuerda más aquellos prisioneros que a pesar de perder todo aún conservaban la fuerza para contar un chiste, dar un abrazo u ofrecer una palabra de aliento, que la maldad de los guardias.
Inspirada en los ensayos de todas estas personas, quise escribir el mío, y es así como les comparto un pedacito de lo que rige mi vida:
“Creo que los seres humanos tenemos el poder de hacer de nuestras vidas lo que decidimos. Creo que sin ninguna excepción todas las personas tienen la capacidad de transformarse a sí mismas para ser lo que desean ser. Creo que no hay sueños imposibles de alcanzar y que la única barrera que tenemos para no alcanzarlos es la creencia de que no podemos. Lo único que nos frena es pensar que nuestra vida está fuera de nuestro control y que los demás pueden decidir sobre la cantidad de felicidad y éxito que tenemos. Creo que la felicidad está dentro de nosotros mismos y que la cultivamos cada día con nuestros pensamientos y actitudes. En esto creo yo.”
Las creencias que tenemos rigen nuestra vida pero pocas veces nos detenemos a entender cuáles son estas creencias y, más importante aún, si son las creencias bajo las cuales queremos vivir. Hoy los invito a que se tomen unos cuantos minutos y escriban en qué creen. Estoy convencida de que detenerse por un instante a escribir los principios que rigen sus vidas les traerá mayor claridad de por qué están viviendo la vida que viven. Me encantaría leer sus ensayos, así que si desean me los pueden enviar a carolina_cambiatu@yahoo.com
(1) Podemos encontrar un archivo con todos estos ensayos en www.thisibelieve.org.
opinion@vivirenelpoblado.com