La mansión Montecasino, extinto bien de los hermanos Castaño, está en arriendo

La Gobernación de Antioquia tenía la intención de tomar en comodato el inmueble, pero no se ha definido esa situación. Por el momento, la Unidad de Víctimas lo ofrece para solventar los gastos mensuales.
 
mansion montecasino veep
 
Por José Fernando Serna Osorio
 
La mansión Montecasino que fuera una de las propiedades en Medellín más reconocidas de los hermanos Castaño, jefes e integrantes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), hoy está en arriendo.

La enorme propiedad de 27 mil metros cuadrados y que hasta el año anterior fue la sede del canal Telemedellín está a disposición para quien la quiera tomar en comodato ante su responsable, la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas.

“El Fondo de Reparación tiene como su principal objetivo administrar estos bienes y recibir ese dinero. Este está desde diciembre desocupado y cada mes la administración del bien vale”, dijo Jorge Mario Alzate, director de la Unidad.

Desde hace más de una semana fue instalado un aviso de arriendo en la reja exterior sobre la avenida El Poblado, pese a que en reiteradas ocasiones el gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, ha dicho que este bien podría ser utilizado para la Gerencia de paz, la universidad virtual y la empresa agrícola del departamento.

En este sentido, Alzate precisó que el interés de la Gobernación ha sido explícito, pero su intención es en un proyecto a largo plazo y “que implicaría demoler todo lo que hay allá, hacer unos edificios y construcciones, y como son bienes que son entregados en comodato tienen una restricción del uso. Hasta que eso se defina mal haría la Gobernación en invertir esos recursos”.

Por el momento no se ha definido el monto del alquiler para esta propiedad y se está a la espera que resulte algún interesado para definir el canon de arrendamiento con la Lonja.

Este predio fue entregado por la Fiscalía General de la Nación a la Unidad para la Atención a las Víctimas en 2015 para el proceso de reparación. El inmueble está avaluado en más de 17 mil millones de pesos.