Empieza un descenso tranquilo

Negocios inmobiliarios
Empieza un descenso tranquilo
En el primer trimestre del año en El Poblado se vendieron 400 viviendas nuevas

Termina el balance del primer trimestre del año en los negocios inmobiliarios. De nuevo los encargados de difundir las cifras se sorprenden por la capacidad de este sector económico de sostener sus buenos números o, al menos, de no presentar marcadas disminuciones con respecto a otros años.

El año pasado fue récord para el Valle de Aburrá: se hicieron 70 mil negocios de propiedad raíz, una cifra que cobija nuevos y usados (incluidos locales, bodegas y demás). Este año, aunque no se alcanzará este número, habrá, si todo sale como va, un total aproximado de 63 mil negocios en el Valle de Aburrá. Esta expectativa se deriva de los 20.500 negocios efectuados en el primer trimestre del año.

“En porcentajes, estamos hablando de una desaceleración del 7 % en comparación con el año pasado, pero este tipo de situaciones, que las conocemos como correcciones, siempre son esperadas y hacen parte de una dinámica inmobiliaria que no puede crecer indefinidamente. Nos sorprende, por el contrario, lo sostenidos que siguen los datos”, advierte Federico Estrada, gerente de la Lonja de Medellín.

Algunas de las razones que promueven este sostenimiento, tienen que ver con los subsidios a las tasas de interés y los acuerdos que han suscrito los bancos y el gobierno nacional, para fomentar la compra de vivienda. Medellín, además, ha estado muy pendiente de levantar la mano para ser receptor de este tipo de beneficios y de otros que enmarcan políticas de vivienda de interés social.
Y debe hacerlo, toda vez que el sector inmobiliario aporta el 10.97% del total de empleados del Valle de Aburrá.

En El Poblado
La comuna 14 sigue siendo un buen termómetro de la dinámica inmobiliaria del Valle de Aburrá, a pesar de que en este momento tiene una participación del 13 por ciento en el mundo de la construcción, ya superado por Sabaneta y Bello en los últimos años.

Pero se dice que es termómetro porque, al igual que el sector inmobiliario en general, esta desaceleración se enmarca dentro de comportamientos de venta constantes, que no presentan caídas pronunciadas.

“En El Poblado, por ejemplo, se vendieron 400 viviendas nuevas en este primer trimestre, lo que dará como resultado muy probable, un total de 1.400 o 1.500 unidades de vivienda nuevas vendidas este año”, concluye Estrada.

Aunque ya la ciudad está descendiendo de la cresta de la ola, todo indica que no se presentará una vertiginosa caída que le trunque una tranquila llegada a la playa.