Elección de junta

Elección de junta
Dentro de dos meses será la elección de las juntas administradoras locales. Las listas ya están hechas. Todo está listo para elegir a los nuevos ediles de la ciudad.
La Junta Administradora Local de El Poblado será renovada una vez más. Los principales partidos políticos inscribieron listas con sus candidatos para ocupar las siete curules disponibles.
En esta edición presentamos la primera parte de dos, con los candidatos y sus propuestas. A manera de introducción vale la pena mencionar que, como ha sucedido desde hace más de una década, las listas de candidatos a la JAL de El Poblado están conformadas por personas que por primera vez dan un paso al frente para usar las herramientas de la democracia participativa, personas comunes y corrientes que quieren dar su aporte en la construcción de lo público, personas que quieren ser oídas en donde se toman las decisiones que afectan las vidas de todos.
Sin embargo, como sucede desde hace más de una década, las personas que tienen un liderazgo ganado y una experiencia valiosa en esta clase de trabajo, o sea los líderes de los barrios, de las juntas de acción comunal, de las organizaciones no gubernamentales, de los comités cívicos, de las veedurías ciudadanas, no están entre los candidatos. Las razones para que eso sea así tienen que ver con aspectos tan disímiles como la personalidad de los implicados (no es lo mismo ser elegido líder que autoproclamarse para hacerse elegir), el rol que cada entidad desempeña en su relación con el Estado, la importancia (mucha o poca) que los alcaldes de Medellín le han asignado a las JAL, el manejo que la clase política le ha dado a cada una de estas entidades (a unas las pueden controlar en mayor medida que a otras), y la capacidad de trabajo y de compromiso de las personas. Para la muestra lo que ha pasado con las tres últimas JAL de El Poblado, en las que el día de la posesión aparecen los siete ediles con sus mejores galas, y un año después la junta esta reducida a la mitad. Hace cuatro años, por ejemplo, al final del período solo quedaba una edil activa. Hace ocho años los pocos ediles que corrieron la distancia completa, se pasaron todo el período conociendo El Poblado y sus problemáticas comunitarias, pero su trabajo fue irrelevante a la hora en la que hubiera podido servir, opacado por los líderes tradicionales de los barrios, mucho más ágiles para reaccionar y conectados con sus comunidades.
Hace cuatro años el Partido de la U dominó las elecciones pues ganó seis puestos de siete disponibles. Tres de los seis elegidos renunciaron antes de terminar el período. El balance es similar al de las juntas anteriores dominadas por los partidos políticos: cuando hubo problemas, las comunidades afectadas se organizaron por su cuenta para resolverlos.
Las elecciones son en dos meses.