El Tránsito escuchó quejas

El Tránsito escuchó quejas
Desde que fue inaugurado el puente de la 4 Sur, la movilidad se complicó en El Poblado

Mucha fue la expectativa y, a pesar de ello, algunas voces expertas hablaban de que el puente Gilberto Echeverri Mejía generaría un cuello de botella en la carrera 43C y en la calle 4 Sur antes de llegar a la Avenida El Poblado.
Desde su apertura al público, el viernes 20 de abril de 2011, comerciantes y habitantes de las unidades residenciales cercanas se han reunido para socializar sus impresiones y plantearle sugerencias al Municipio.
El martes 29 de mayo, la Secretaría de Transportes y Tránsito, con la presencia de sus funcionarios titulares, escuchó a la comunidad reunida en el auditorio de Panamericana, para luego dar respuesta sobre la difícil situación de movilidad en el sector.
En una breve presentación, voceros de la comunidad argumentaron deterioro no solo por la congestión vehicular que llegó con el nuevo puente, sino por la inseguridad, los choques, los piques de motos y carros en las noches, la llegada de vendedores informales, la falta de control a la formación de acopios de taxis y por la supuesta desvalorización de sus propiedades. También manifestaron preocupación por el momento en que sea inaugurado el puente que se construye en el barrio Astorga, puesto que enviará más flujo vehicular hacia las cuadras de influencia del puente Gilberto Echeverri.
Entre las propuestas que le entregaron al Tránsito, sobresalen sacar algunas rutas de buses, mejorar la señalización y retirar las escaleras peatonales que hay debajo del intercambio de Los Balsos, para convertir el paso en vehicular y reducir las congestiones.

¿Qué responde el Tránsito?
Tras la reunión con la comunidad, el secretario de Transportes y Tránsito, Ómar Hoyos, se comprometió a analizar la problemática actual, a realizar recorridos en diferentes horarios y a estudiar las sugerencias presentadas por los asistentes a la reunión convocada por Corpoblado.
El funcionario enfatizó en el crecimiento de la venta de carros y motos en la ciudad, así como en el estancamiento de la malla vial de Medellín. “El problema de movilidad es real y delicado. Sin dudas, el puente de la 4 Sur era una necesidad, pero hay que tener en cuenta que faltan obras complementarias que esta administración ya anunció que va a hacer. Esas obras que faltan en El Poblado son fundamentales para hacer ajustes como dejar la loma Los González toda subiendo y Los Parra bajando, por ejemplo. Esos cambios ayudarían a aliviar el tráfico al salir del puente”, dijo Hoyos.
Finalmente, la Secretaría de Transportes y Tránsito indicó que en 30 días la comunidad tendrá respuesta oficial acerca de sus opiniones y sugerencias para hacer algunos cambios con el fin de mejorar la movilidad.