El Tesoro La Ye estuvo sin agua potable

El relato de María Eugenia Mesa, presidenta de la Junta de Acción Comunal de El Tesoro La Ye, dice que al amanecer del 30 de enero cayó un fuerte aguacero. Las aguas empezaron a correr por una explanación hecha en desarrollo de las obras de la doble calzada, pasaron de ahí a los desagües de la vía pública y finalmente a La Aguadita. Los filtros del acueducto comunitario fueron insuficientes para limpiar esa carga de pantano. Ante esto, los habitantes de El Tesoro La Ye tuvieron que recoger agua de otras quebradas, acarrearla con baldes desde estaciones de gasolina o comprar botellas de agua tratada.

Como había informado Vivir en El Poblado el año pasado, Empresas Públicas de Medellín extenderá sus redes hasta esa altura. Según Mesa ya tienen construido un tanque y las redes primarias, pero aun está pendiente el tendido de las domiciliarias, a cargo de cada usuario.

El contratista a cargo de la construcción de la obra acogió una de las soluciones propuestas por la comunidad, la de aprovechar un hidrante que hay en la glorieta de La Poda, para conectar de allí una manguera que tiene instalado un contador, algo que Empresas Públicas de Medellín realizó el martes 14 de febrero a las 5 de la tarde. El costo del agua, obviamente, será asumido por el contratista.

Carlos Villegas, Gerente de Megaproyectos de Obras Públicas departamentales, acepta que fueron las obras de la doble calzada las que ensuciaron La Aguadita, pero pidió la comprensión de la comunidad, pues, según dijo, los proyectos de gran envergadura siempre traen inconvenientes. Las obras de la doble calzada irán hasta junio. Ojalá en ese plazo no surjan nuevos inconvenientes.