El sueño se cumple

   
  
   
 Los problemas del pasado han quedado atrás, la tubería rota fue reparada, ya no pasa por inmediaciones del colegio, y la construcción del muro de contención, con un costo cercano a los 850 millones de pesos, también facilita la estabilidad del terreno y permite que los niños estudien sin ese tipo de preocupación.
Superando las barreras, ahora algunos líderes de El Poblado ven con sus propios ojos cómo su anhelo de tener un colegio de calidad, público, en la parte alta de las lomas de la comuna, se hace realidad tras el avance que muestran las obras con el paso del tiempo. “Este era el sueño de todos los líderes de El Poblado que veíamos como algo imposible que se pudiera dar. Debemos darle las gracias al antiguo Jefe de Núcleo Alejandro Barros, quien gestionó para que lo dieran por Compensación Urbanística y que los líderes aportáramos con recursos de Presupuesto Participativo”, expresó Amparo Gaviria, Vicepresidente de la Junta Administradora Local y quien más perseveró ante la Administración Municipal para que el colegio se desarrollara.

Cada día mejor
Actualmente el colegio presta servicio desde preescolar hasta séptimo grado, y según la demanda se ampliaría hasta noveno. De lunes a viernes hay dos jornadas, y los sábados hay validación de primaria y secundaria con el apoyo de la Secretaría de Educación.
Para antes de terminar el año, la Edu, Empresa de Desarrollo Urbano, espera terminar la biblioteca, la parte administrativa y la sala de profesores. Sobre la segunda etapa la Edu ya tiene el diseño, el cual será socializado en los próximos días antes de comenzar obras. Para 2011 se espera contar con el polideportivo.
“En la parte de arriba de las lomas no había ninguna escuela pública, las otras son privadas y aunque hagan labor social muchos niños no pueden estudiar allí. El sueño es tener buena calidad de educación, allá llegará Medellín Digital y nos prometieron un aula con computadores. El esfuerzo da sus frutos, que la gente sepa que es una escuela de puertas abiertas para que padres de familia de otros estratos superiores traigan a sus niños si tienen dificultades económicas. Este es un triunfo de todos los líderes”, indicó Amparo Gaviria.