El skate no pasa de moda

El skate no pasa de moda
Los amantes de las acrobacias, el vértigo y la adrenalina cuentan con un novedoso lugar en Manila para girar sus tablas
Hace pocos días se celebró el Día Internacional del Skateboarding, un deporte extremo que cogió fuerza en el país durante la década de los 90. Hoy, por las calles de la ciudad sigue siendo común ver skaters pasando obstáculos, saltando escalas, haciendo equilibrio en tubos y rodando por las calles, dándole vida a esta tribu urbana y a esta tendencia que no desaparece.
Por estos días de vacaciones, la Terminal del Sur, el Skatepark en la Unidad Deportiva Atanasio Girardot, estaciones del metro como Madera, Hospital y Niquía, además de Ciudad del Río y el Indoor Skatepark en Manila, son los sitios preferidos para practicar el skate, tanto para los que les gusta la modalidad circuito como para los que prefieren algo más callejero e improvisado.
En El Poblado, bajando por la calle 10A antes de llegar a la glorieta de Monterrey, sobre la derecha, se puede ver un muro grande lleno de grafitis multicolores. Allí, bajo un techo de zinc, queda Indoor Skatepark, otro lugar para que estos intrépidos deportistas demuestren su talento y mejoren su técnica. Desde menores de 10 años hasta adultos trabajadores de oficina, llegan a este espacio que está provisto de rampas, bowl, tubos y demás elementos útiles para realizar los trucos, siempre con el riesgo de una caída.
Indoor Skatepark también ha sido escenario de eventos culturales como sesiones de grafitis y competencias de skate, fortaleciendo la escena local y dándole a El Poblado un nuevo lugar para compartir la pasión por el arte callejero y el deporte extremo.