El salto perfecto

Piscina Liga de Natación de Antioquia
Foto: Juan David Caicedo
Texto: Saúl Álvarez Lara
No menos de cuarenta escalones hasta la plataforma de diez metros. No los cuento. Algunos compañeros sí y nunca cuentan el mismo número. La plataforma, tan sublime, tan ligera, tan sutil, no tiene igual. En las alturas soledad y silencio son uno. Más allá del aire no hay sonidos y si los hay no los distingo. Cuarenta escalones. Espero. Miro al frente, no temo la altura, me concentro en la plataforma. A la señal, mente y cuerpo vuelan. Dos pasos cortos, tres largos, un impulso mínimo y luego el salto. En el aire el tiempo no transcurre. Es el prodigio del vuelo. Todo el tiempo es mío entonces; tres rotaciones hacia adelante, cuerpo y piernas plegados sobre las rodillas, brazos en los tobillos. A dos metros del agua una eternidad ha sucedido. Retorno a la vertical. Cuerpo recto, pies juntos, brazos extendidos. El agua me abraza imperturbable. El salto perfecto…