El ruido de la rumba, otra vez

 “Por ello se requirió a esos establecimientos para que hicieran las adecuaciones necesarias y garanticen que no afectan a sus vecinos”, explica Mónica Jaramillo, coordinadora de quejas y reclamos del Área Metropolitana.

Por su parte, Viviana Bedoya, administradora de la discoteca Circus, ubicada donde funcionaba Prestolandia, reconoce que las cabinas de sonido y la falta de muros pudieron afectar al sector residencial. “Por eso se hizo un trabajo de reubicación del sistema de sonido, que ha disminuido el impacto del ruido en un 30% hacia el exterior. Con estos cambios desde hace un mes no hemos tenido más quejas de los vecinos”, afirma Iván Castaño, dueño del establecimiento.

Anochecerá y veremos

Para comprobar que las adecuaciones surtieron efecto y que el ruido no seguirá afectando a los residentes, Circus contrató desde febrero los servicios del Giga (Grupo de Ingeniería y Gestión Ambiental de la Universidad de Antioquia), sin embargo, como en los últimos fines de semana ha llovido, esto ha afectado los resultados. Finalmente, hicieron mediciones efectivas los fines de semana de abril, entre las 10:00 p.m. y 2:00 a.m., tanto en la discoteca como en las urbanizaciones afectadas. “Allí se trabajó con el mismo procedimiento del Área Metropolitana, en toma de muestras y calibración de los equipos, con evaluaciones en los apartamentos, tanto con ventanas abiertas como cerradas”, explica Wilmar Henao, ingeniero del Giga. No obstante, los resultados definitivos solo se podrán conocer a mediados de mayo, ya que deben ajustarse a los parámetros de la resolución 0627 del 7 de abril de 2006, que actualizó la normatividad para el control del ruido en la ciudad. Vivir en El Poblado dará a conocer estos resultados oportunamente.

La situación demora pero mejora

Mónica Jaramillo explica que el Área Metropolitana como entidad de control solo puede intervenir cuando se presenta una afectación. Pero, asegura que en Las Palmas están haciendo mediciones permanentes acompañadas de campañas de sensibilización, y ha mejorado la autorregulación del ruido.