El Prodigio

    El Prodigio
    Li Cunxin fue encontrado a los once años en una aldea china por delegados culturales de Mao y enviado a estudiar ballet a Pekín. Después de años de ser uno de los mejores bailarines del mundo y ser aclamado como un héroe de China, fue acusado de traición porque se enamoró de una norteamericana e intentó quedarse en Estados Unidos.