“El problema es la norma”

“El problema es la norma”
Para el Curador 4 de Medellín, Wilmar Serna, es la normativa la que permite que se construyan viviendas VIP en zonas como El Poblado. “Los curadores no tenemos más opción que aprobarlas”

Según el Curador Cuarto de Medellín, Wilmar Serna, es la normativa vigente la que permite a los curadores de Medellín dar licencias para construir las polémicas Viviendas de Interés Prioritario -VIP- en barrios como El Poblado. Como se recordará, las VIP no deben exceder un precio de 70 salarios mínimos legales mensuales vigentes, lo que hoy equivale a 37 millones 492 mil pesos, y nacieron con la intención de incentivar la construcción de viviendas en los sectores más vulnerables de la población. Por eso para muchos, incluido Planeación, es absurdo que se pretenda construir estas VIP en estratos altos porque está claro que no se beneficiarán personas de escasos recursos sino los propios constructores gracias a las gabelas que les ofrece el gobierno por edificar este tipo de soluciones habitacionales. Las supuestas VIP de El Poblado realmente no cuestan 37 millones y medio sino mucho más, porque ese precio inicial no incluye ni acabados, ni parqueaderos, ni cuartos útiles, y quienes van a habitarlas no van a ser propiamente las personas más pobres.

Sin embargo, para Wilmar Serna, el asunto para los curadores urbanos no es tan sencillo. “Tal y como está la norma, nosotros hoy no podemos negar proyectos VIP en El Poblado. La normativa se limita a que las VIP cumplan con un precio máximo de venta, pero la gran dificultad es que la norma no dice que el apartamento que se entrega tiene que estar acabado. Además, lo ideal es que la norma diga que las VIP solo deben construirse en los estratos 1, 2 y 3 porque eso no es obvio y se presta a controversias”.
Entre los proyectos VIP que hoy tienen autorización para construirse en El Poblado están Le Frontier, en el sector de la Frontera y otro en la Loma de El Tesoro, carrera 29 con calle 6, 300 metros arriba de la Transversal Inferior.