El poder de ser otro

Varias formas de jugar

Los juegos de rol tienen varias modalidades. “La característica más atractiva de estas formas de entretenimiento es que cada juego siempre es diferente e impredecible”, explica Juan Fernando Trujillo, propietario de la Casa Draco, dedicada a promover esta actividad.

El juego de cartas: Requiere que cada jugador tenga un mazo. Con él se enfrenta a varios oponentes acorde con los poderes y atributos que las cartas le brindan en un combate. En este juego se pone a prueba el conocimiento y la pericia para combinar y usar los poderes que se tienen.

El juego de libro: En este juego hay un guía o máster que orienta a los jugadores para construir un mundo con una serie de aventuras. Cada jugador asume e interpreta un personaje con determinadas características y atributos y debe enfrentarse a otros jugadores, demás antagonistas y obstáculos para lograr concluir una misión. Además de estimular la imaginación requiere de mucha creatividad para sortear, acorde con el rol de cada personaje, las trampas e inconvenientes y permite asociaciones con otros jugadores acorde con las necesidades y conveniencias.

Juego de miniaturas: Se requieren muñecos especiales que varían acorde con el tipo de juego. Hay miniaturas de superhéroes, de literatura fantástica, de mitología, de series de televisión y hasta de personajes de la vida real acorde con profesiones u oficios. La forma de jugar es similar a la del juego de cartas en cuanto requiere astucia y destreza en el manejo de las habilidades de los personajes. Por lo regular en esta modalidad pueden conformarse ejércitos o equipos.

Juegos de mesa: Tienen unas reglas básicas, pero a diferencia de los anteriores prima la estrategia para lograr los objetivos. Esta modalidad se ha popularizado con los juegos de imperios, donde batallones avanzan conquistando y dominando territorios. Una sola persona debe asumir el manejo de varios ejércitos.

La realidad también es un juego

Las posibilidades que brinda el juego de rol permiten que además de jugar en un mundo de quimeras también se use para representar nuestra cotidianidad. De unos años para acá se viene usando mucho este juego en empresas, universidades y colegios para enseñar a enfrentar las dinámicas y problemas sociales o empresariales. “Eso sirve mucho en las empresas para que los empleados de diferentes dependencias de una cadena productiva conozcan y enfrenten las situaciones que viven sus compañeros y comprendan la importancia del trabajo en equipo y la responsabilidad de cada quien en los procesos y la solución de conflictos”, explica Juan Fernando Trujillo. Y tal parece que el precepto kantiano de ponerse en el lugar del otro, funciona con igual efectividad en colegios y grupos de universidades donde se les plantea a los niños y jóvenes un juego para que se inicien en las elecciones vocacionales y profesionales, escogiendo oficios reales y sometiéndolos a situaciones conflictivas.

El mundo del rol en Medellín

  • Debido a la complejidad de las situaciones se recomienda que los niños comiencen a jugar a partir de los 8 años con juegos de cartas, luego miniaturas de 10 a 12 años, juegos de mesa a los 13 ó 14 años y finalmente con juegos de libro.
  • Los accesorios como tarjetas, dados, juegos de mesa, miniaturas y libros valen entre 5 mil y 45 mil pesos.
  • Hace un año en Medellín había cerca de 13 casas de rol pero hoy solo quedan 3, debido principalmente a que en muchas casas por el exagerado espíritu competitivo se generaron divisiones.

Los juegos de mayor preferencia en Medellín son:

En cartas: Magic y Yugui-Oh; en Miniaturas: Calabozos y Dragones y en juegos de Rol: La serie de Risk, basados en los juegos de imperios (conquistas y dominación de territorios).

El 28 de mayo se realizará en Medellín, en el Centro Comercial Vizcaya, el primer torneo nacional de Yugui-Oh, rol de tarjetas, con la participación de cerca de 150 representantes de varias ciudades. Inscripciones en el 334 1087.