El Poblado tiene campeón

El Poblado tiene campeón
El reconocido maestro Bladimir Fernández nuevamente es campeón mundial. Esta vez fue en Italia, donde compitió con los mejores del mundo

A su regreso de Marina di Carrera, en La Toscana (Italia), del Octavo Campeonato Mundial Abierto de Clubes de Artes Marciales, el maestro Bladimir Fernández llegó con tres medallas colgadas en su cuello. La competencia, realizada del 1 a 4 de noviembre en el país europeo, le entregó a este atleta dos preseas doradas, una en combate Kick Boxing estilo ligero, categoría cinturones negros, y otra en fórmulas libres de Taekwondo. La tercera medalla fue de plata, lograda en la modalidad de manejo de armas, categoría Maestros Hapkido.
“La preparación fue muy fuerte. Todo es un proceso muy grande que empezó en diciembre del año pasado. No solo las horas de entrenamiento físico y mental, sino también de logística porque aquí hay que ser todero; conseguir patrocinios y recursos, hacer las vueltas de las visas, entre otras cosas, porque no solo soy yo sino que somos un equipo de trabajo”, expresa el campeón.
Este es el quinto torneo mundial en el que participa el maestro Bladimir Fernández, en los que completa 13 títulos entre medallas de oro, plata y bronce. Su primera participación fue en 2005 en Buenos Aires (Argentina), luego en 2006 en Barcelona (España) y Sao Pablo (Brasil). Su última participación, antes del actual mundial de Italia, fue en Punta del Este (Uruguay), donde fue campeón en las categorías de combate, manejo de armas y fórmulas. Este título le otorgó la invitación directa al mundial de Italia, donde participó en seis modalidades.
“Todo esto se ha logrado gracias a que el Club Campestre está afiliado a varias organizaciones mundiales para poder participar en todos los eventos. Esto lo hemos aprendido de la experiencia que tiene el club en deportes como el tenis y el golf, en los que se tienen afiliaciones e invitaciones directas a competencias internacionales”, comenta el maestro.
En este pasado mundial de Italia, que tuvo una asistencia récord de 10 mil participantes en las diferentes modalidades de artes marciales, con un total de 93 países de los cinco continentes, el maestro Fernández enfrentó a los mejores luchadores del mundo, entre quienes se encontraban taekwondistas y peleadores de kick boxing de Suiza, Rusia, Inglaterra, Italia, Alemania, Mongolia, Corea, Argentina, Brasil e Irlanda, entre otros. De este torneo no solo se trajo los títulos mundiales, sino que por su destacada participación quedó clasificado para los próximos campeonatos de 2013; Abierto Mundial de Artes Marciales, de Suiza, e Internacional de Artes Marciales, de Rusia.

“Esta es mi vida”
En un tatami de 12 por 12 metros, en el domo del Club Campestre de Medellín, el maestro Bladimir Fernández da instrucciones a un grupo de pequeños discípulos. Los niños, que son aprendices de taekwondo, responden con fuertes gritos en coreano, en medio del área de combate. “Esta es de las pocas escuelas donde aún enseñamos con la tradicional manera oriental. Damos las órdenes de los movimientos en coreano”, dice el maestro, mientras enseña las técnicas al semillero de artes marciales, del que hacen parte cerca de 60 alumnos.
“Las artes marciales han sido mi vida y quiero que lo sigan siendo. Espero que no me cambien los premios ni los títulos. Quiero seguir siendo un artemarcialista y no un peleador. En Medellín y Colombia me reconocen como un noqueador, porque en mi juventud era de los que más noqueaba, y a medida que fui ganando aprendí que se podía ganar técnicamente, sin lesionar a otros compañeros de artes marciales, y eso es lo más importante”, concluye el maestro.