El Poblado debería ser el último en inversión pública

Y la Alcaldía de Medellín durante el gobierno de Sergio Fajardo ha tratado de que eso sea así, por lo menos en la medida de lo posible, según se desprende del informe que hace 15 días presentó la Veeduría al Plan de Desarrollo en su balance del actual gobierno (con corte a junio pasado).

Hay un indicador llamado Índice de Desarrollo Humano, IDH, creado por el Programa de las Naciones Unidad para el Desarrollo, que se utiliza para hacer estas cuantificaciones y que aplicado a Medellín da estos resultados: El Poblado, Laureles-Estadio y La América son las comunas con mejor calidad de vida, y, en orden descendente, las comunas Popular, Aranjuez y Santa Cruz, y los corregimietnos Santa Elena y Palmitas, son los que tienen los índices más bajos.

El informe de la Veeduría dice que la inversión per cápita hecha por el Municipio en 2004 tuvo en los cinco primeros lugares a Palmitas, Santa Elena, Altavista, San Cristóbal y Popular. EL Poblado, que en un mundo en blanco y negro debería ser el último de la lista, son 21 en total, fue el 13. El 21 fue Laureles-Estadio. Ese puesto se debe a que el Municipio invirtió en El Poblado 279 mil 8 pesos por habitante en 2004. Casi toda esa plata se dedicó a obras viales.

Radiografía de Medellín

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo define así el IDH: El IDH mide el logro medio de un país en cuanto a tres dimensiones básicas del desarrollo humano: una vida larga y saludable, los conocimientos y un nivel decente de vida. Por cuanto se trata de un índice compuesto, el IDH contiene tres variables: la esperanza de vida al nacer, el logro educacional (alfabetización de adultos y la tasa bruta de matriculación primaria, secundaria y terciaria combinada) y el PIB real per cápita. El ingreso se considera en el IDH en representación de un nivel decente de vida y en reemplazo de todas las opciones humanas que no se reflejan en las otras dos dimensiones.

El informe de la Veeduría destaca:

La priorización y territorialización del gasto social realizado, muestra que la inversión per cápita por comuna se concentra, en casi todos los casos, donde el IDH es menor, tal cual se lo propuso el Plan de Desarrollo.

Llama la atención el tema de equidad de género e ingresos en el IDH. En promedio, para toda la ciudad, los hombres reciben $550.033 mensuales, mientras que las mujeres solo reciben $467.533 mensuales. En el caso del estrato 6, la diferencia en contra de las mujeres es del 60%, mientras que en el estrato 1 la diferencia es de 23%.

(Lea todo el informe de la Veeduría haciendo click aquí)