El Pico y Placa disminuye la congestión, no la contaminación

La contaminación se esparció

“Es muy difícil cuantificar la disminución de contaminación por gases después de un año del Pico y Placa, porque los resultados de Redaire no muestran una tendencia significativa de reducción,” explica Carlos Alberto Echeverri, investigador de la Universidad de Medellín.

Esto ocurre porque la gente prefiere salir y regresar más temprano o más tarde, pero no deja su vehículo. Así que el impacto de contaminación ya no se concentra en horas pico, pero tampoco desaparece; se distribuye en otras horas.

Menos congestión

Martha Lucía Suárez, funcionaria de la Secretaría de Tránsito, asegura que las mediciones de volúmenes y recorridos de esa entidad demuestran que la congestión disminuyó:

En La 10, que era una vía con demoras intolerables. El aumento de la velocidad de recorrido fue del 90%, pasó de 13 a 23 kilómetros en promedio. En el Pico y Placa de la tarde, pasó de 6,7 a 16,5 kilómetros por hora, o sea un incremento del 246%.

En la Avenida El Poblado entre las calles 17Sur y 19, el retardo era de 209 segundos y hoy es de 47 segundos. La velocidad pasó de 7.4 a 17.4 y el consumo de combustible de 10.628 litros a 3.869.