El patrimonio musical de Rafael Vega Bustamante, ahora para consulta en Eafit

En 2012, la Universidad Eafit recibió la biblioteca-discoteca de Rafael Vega Bustamante; consta de libros, revistas, discos, programas de mano, crónica y crítica musical, correspondencia, discursos y fotos, entre otros documentos que reposan en la Sala de Patrimonio Documental
 


Fernando Gil, coordinador de la línea de investigación en Musicología Histórica,y María Isabel Duarte, coordinadora de la Sala Patrimonial

Rafael Vega Bustamante, uno de los críticos de música clásica de mayor relevancia en Colombia. Foto Carlos Tobón
Rafael Vega Bustamante, uno de los críticos de música clásica de mayor relevancia en Colombia. Foto Carlos Tobón

El patrimonio musical de Rafael Vega Bustamante, ahora para consulta en Eafit

En 2012, la Universidad Eafit recibió la biblioteca-discoteca de Rafael Vega Bustamante; consta de libros, revistas, discos, programas de mano, crónica y crítica musical, correspondencia, discursos y fotos, entre otros documentos que reposan en la Sala de Patrimonio Documental

Fernando Gil Araque, coordinador de la línea de investigación en Musicología Histórica de la Universidad Eafit, se saborea cuando dice que en 2015 el archivo musical de Rafael Vega Bustamante, uno de los críticos de música clásica de mayor relevancia en Colombia y un líder en la gestión cultural, que hace parte de la sala de Patrimonio Documental de la universidad, podrá ser consultado y estará al servicio de investigadores y del público en general este año. “Estarán disponibles para consulta los textos en www.patrimoniomusical.eafit.edu.co. Por otro lado, los guiones para la radio elaborados por Rafael Vega Bustamante, están recopilados en 11.997 folios, que fueron organizados y sistematizados en 182 carpetas que se preservan para la investigación en 11 cajas. Entre discos compactos, discos de larga duración, video láser, libros y folletos se sistematizaron 9.354 entradas que se resumen en 2.755 registros bibliográficos, catálogo que puede ser consultado en www.eafit.edu.co/biblioteca, Colección Rafael Vega”, asegura Fernando.

“La guaca musical”

El material que se encuentra en la Sala de Patrimonio Documental llega a ella, por lo general, porque las familias deciden entregarlo. Este fue el caso del archivo de Rafael Vega Bustamante. “En 2012, la Universidad Eafit recibió la biblioteca de Rafael Vega Bustamante; consta de libros, revistas, discos, programas de mano, crónica y crítica musical, correspondencia, discursos y fotos, entre otros, documentos que reposan en la Sala de Patrimonio Documental y entre los que se pueden estudiar las diferentes prácticas y manifestaciones de la música sinfónica y la música de cámara en la ciudad, así como la situación de las diferentes instituciones y eventos entre los que se cuentan orquestas, escuelas de música, bandas sinfónicas; temporadas de ópera, los solistas que dieron conciertos en Medellín entre 1945 y 2009, los concursos y festivales musicales…”, cuenta Fernando Gil y con pasión comenta: “A cada archivo que llega yo lo llamo la guaca musical”.

En Eafit un rincón de la historia

La sala de Patrimonio Documental, del Centro Cultural Biblioteca Luis Echavarría Villegas de la universidad Eafit, dirigida por Héctor Abad Faciolince, cuenta con 70.000 mil libros que datan desde 1506 hasta nuestros días; 6.000 folletos desde el siglo 19 sobre Antioquia y Colombia; una hemeroteca con 3.500 títulos de periódicos y revistas desde finales del siglo 18 hasta hoy; archivos históricos conformados por documentos privados, familiares, empresariales, entre otros, de los siglos 19 y 20; archivos musicales que contienen partituras de mediados del siglo 19, muchas de ellas inéditas y manuscritas; una colección de 3.500 mapas, planos arquitectónicos y urbanos de Medellín y hojas sueltas como cartas, cédulas reales, discursos, proclamas, y en fin…

Un trabajo arduo

Entre los pequeños laberintos que conforman las estanterías de la sala, hay un olor particular, el aroma a viejo, a cosa guardada, ese inconfundible olor que nos lleva a la historia, la que juiciosamente se ha querido conservar. ¿Cuál es la joya de este archivo? –preguntamos–. “Eso no se puede responder, es como cuando uno tiene una familia, todos los hijos son importantes, valiosos, se quieren; todo lo que hay en esta colección es único, irrepetible”, comenta Fernando Gil.

Entre aquellos anaqueles de la historia, se encuentra el libro más antiguo de la colección, La Sexta Partida, de Alfonso el Sabio, una obra que tiene nada más y nada menos que 502 años, veinte y dos menos que el descubrimiento de América. En una de las caras del plegable promocional de la sala patrimonial se lee que fue impreso en 1506 en Salamanca “En Cafa de Domingo de Portonarijs, Impreffor de fu Catholica Mageftad”.

En 2015

“Para 2015 va a haber dos cosas muy importantes. La primera es desarrollar o migrar todo lo que tenemos en la biblioteca digital de música a la web del patrimonio musical; son cerca de 4.500 registros. El segundo proyecto es que vienen las obras de Carlos Vieco Ortiz, entonces ahí vamos a estar bien entretenidos en la sistematización, digitalización, limpieza de partituras, para que estas obras, que son del patrimonio musical colombiano, estén a disposición de todos”, comenta Gil Araque. Sueña con que la Sala Patrimonial de la universidad pueda contar algún día con algunas colecciones de discos que se encuentran en la ciudad: “Hay unas colecciones de discos muy importantes en Medellín que no se han podido adquirir porque son costosas, segundo porque no tenemos todavía un espacio asignado para tener estas colecciones bajo las normas que requieren; me sueño en un futuro cercano contar con esas colecciones de discos que vienen desde 1910, que son las primeras grabaciones de músicos colombianos en el extranjero y así poderlas incorporar a la colección de música de la universidad”, concluye Fernando.