El Patio de Tango, el templo de Gardel

El Patio de Tango, el templo de Gardel
Pocos negocios tienen una historia tan rica como El Patio de Tango.

Los visitantes asiduos del Centro de Medellín recordarán su sede original en Guayaquil, concebida en los años 60 como un bar de tango, por Aníbal Moncada (más conocido como el Gordo Aníbal) y el cantor argentino Luis Correa. Casi dos décadas más tarde, El Patio del Tango se trasladó al Barrio Antioquia, donde se convirtió en restaurante y se hizo célebre tanto por su exquisita comida como por sus shows de tango. Tras la muerte del Gordo Aníbal el restaurante estuvo a la deriva hasta que Luis Guillermo Roldán, lo compró y remodeló. Hoy el Patio del Tango se conserva como un sitio ideal para saborear un delicioso bife chorizo o un churrasco y, en las noches de fin de semana, presenciar espectáculos del género musical que inmortalizó Gardel, quien es homenajeado con la decoración del lugar. El Patio del Tango cuenta con zona de parqueo vigilada. Informes: 235 4595.