El parque de El Poblado

     
     
    El parque de El Poblado
     
         
     
    Históricamente en La Alpujarra han visto a El Poblado con una mirada que podríamos considerar sesgada, por decir lo menos. Entidades como el Inder, por ejemplo, fracasaron aquí con muchos de sus programas, diseñados para públicos que viven en entornos urbanos diferentes. Y esa visión sesgada ha servido de retroalimentación, como un perro que persigue su cola, a los estereotipos sobre esta comuna y sus habitantes.
    Este año los nuevos líderes de El Poblado pidieron en la reunión preparatoria del Plan de Desarrollo las mismas cosas que pedían hace 15 años las personas que en ese tiempo representaban a esta comuna ante la Alcaldía. Como si en todos estos años y después de tantos alcaldes y de tantas reuniones de comités y juntas nada hubiera pasado: El Poblado pide un centro de salud, una casa de la cultura y un polideportivo. Literalmente, lo mismo de antes.
    Y como hace 15 años (y hace 14, y 13, y 12, etcétera, etcétera), los ediles de El Poblado tuvieron que argumentar que los habitantes de Medellín que viven en este lado de la ciudad también necesitan espacios recreativos, servicios de salud y todo lo demás que pidieron, y que además pagan mucha plata en impuestos y que … el disco rayado de siempre.
    Claro pues que aquí sí hay una institución que se llama Casa de la Cultura de El Poblado (y otra que se llama Centro de Salud). En gracia de discusión, lo que pidieron los ediles y las juntas de acción comunal fue que esas entidades sean lo que anuncian sus nombres, porque en la práctica no lo son. Y claro, lo de la necesidad de espacios deportivos y recreativos, de zonas verdes y de espacio público es petición insatisfecha de toda la vida. Es como si en La Alpujarra ignoraran cómo los sábados y los domingos miles de personas arrastran los pies por los pasillos de los centros comerciales porque no tienen adonde más ir.
    Sin la intención de parecer pesimistas, parece que en estos 4 años tampoco será que estos sueños se vuelvan realidad. Quizás haya cambios (ojalá para bien) en la Casa de la Cultura y en el Centro de Salud, pero de lo demás probablemente habrá poco o nada. Inversión del Municipio y de los propios ciudadanos (valorización) sí habrá mucha: en obras viales con las que el Alcalde espera atacar el cuello de botella de la movilidad. Pero lo de un parque recreativo y deportivo, a manera de gran espacio público central, para El Poblado, … soñar y nada más.