El Oriente, ideal para el deporte

El Oriente, ideal para el deporte
Por su clima, accesibilidad, paisaje y desarrollo, esta zona cercana es una excelente opción para practicar varios deportes

Saliendo de Medellín, tomando la vía Las Palmas camino a Llanogrande, Rionegro o El Retiro, el cemento deja de prevalecer y hace su aparición el verde típico de las montañas antioqueñas. El bullicio de la ciudad es reemplazado por la tranquilidad de un sector que no solo se viene desarrollando en lo urbano, sino que atrae a deportistas y turistas que desean salir de la rutina y hacer un poco de actividad física.
Fútbol, tenis de campo, equitación, volteo y deportes acuáticos como el esquí náutico practicado en clubes y en municipios como El Peñol y Guatapé, son las principales atracciones para compartir con amigos, en familia, o para el nivel competitivo.
Después de los Juegos Suramericanos del año 2010, en los que participaron municipios como Guarne, Guatapé y Rionegro, los escenarios deportivos usados han continuado activos con eventos nacionales e internacionales. Esto, sumado a clubes que fomentan los diferentes deportes, ha consolidado al Oriente cercano como un lugar ideal para el desarrollo deportivo.

Club de puertas abiertas
300 metros al norte de la glorieta del Aeropuerto José María Córdova, está ubicado el club deportivo y academia Star Sport Center, inaugurado hace un año, en el que practican y se forman niños y jóvenes en tenis de campo y fútbol.
Allí llegaron con sus raquetas en mano los hermanos Rodríguez. Como si estuvieran entrando a su casa, Sebastián y Esteban se instalaron y comenzaron con el calentamiento. Con 11 y 12 años, salieron subcampeones en un torneo nacional sub 14 realizado hace una semana. Según los instructores de la academia, fue allí donde se formaron y como ellos hay otros jugadores talentosos que hacen parte de la Selección Antioquia.
Gustavo Botero, presidente de la junta directiva y uno de los gestores de la academia, expresa que “este es un club diferente porque está abierto a todos. No hay que pagar una acción sino tomar cualquier servicio con nuestros deportes. Nuestra visión es la salud, la familia y el deporte, y qué mejor que aquí, al aire libre y rodeados de naturaleza”.
Ante la falta de espacios para jugar tenis en la ciudad, este lugar en el Oriente fue pensado para los habitantes del Valle de San Nicolás y algunos afiliados que suben desde los barrios de El Poblado. No obstante, también cumplen labor social con la comunidad cercana. “Hay unos niños de una escuela vecina que se llama La Mosquita, seleccionamos 50 para darles gratis clases de fútbol y tenis, y a los más destacados por su disciplina y entrega los hemos venido formando como cadis y jugadores del club. Cuando no están en el colegio están con nosotros. Esto se nos volvió un proyecto de la comunidad”, dice Gustavo Botero.
Actualmente este centro deportivo cuenta con más de 400 afiliados. Por sus instalaciones pasan unas mil personas al mes, cuentan con reconocimiento de la Liga Antioqueña de Tenis e Indeportes, por lo que ya han realizado torneos con colegios de El Poblado y de la zona, así como campeonatos nacionales. También buscan replicar el proyecto en otros sectores del departamento y del país.
Como un club de puertas abiertas define don Gustavo este espacio a un paso de la autopista que lleva al aeropuerto. Un equipo de entrenadores reconocidos y certificados ayuda a que el proyecto se fortalezca y contribuya con la buena salud y el esparcimiento para los niños, jóvenes y adultos que pasan sus horas allí. Según él, han logrado impactar en comunidades de Rionegro, Guarne, Marinilla, El Retiro, Envigado y, por supuesto, Medellín.