El Mismo Sebas

El Mismo Sebas
Sebastián Mejía, vocalista y guitarrista de Tres de Corazón, nos revela los pormenores de su proyecto solista y su sencillo Perdido

El de siempre, pero cargado de canciones que se desligan del punk rock melódico característico del grupo Tres de Corazón y se acercan al rock en español y al británico de antaño. Así se presenta Sebastián Mejía, quien con su sencillo Perdido, inicia una carrera paralela como solista, con un disco cuya principal motivación no es vender o sonar en la radio, sino hacer música en sus propios términos. El nombre artístico elegido por el músico paisa es ElMismoSebas, el de su cuenta de Twitter y el cual resume el profundo significado personal de este proyecto para el cantautor. Hablamos con él.

Guido Nisenson, productor argentino que ha trabajado con Andrés Calamaro y Los Pericos, es el productor del álbum. ¿Cómo se sumó al proyecto?
“El primer contacto se dio hace dos años cuando Andrés Calamaro estaba de gira en Colombia. Una amiga mía, Lina Arango, jefe de prensa del concierto de Calamaro en Medellín, en la Bolivariana, me informó que Guido estaba interesado en oír grupos y cantantes nacionales para grabar un disco en Medellín”.

“Lina no conocía mi interés en un proyecto solista. Le pregunté si me llamaba por Tres de Corazón o por otra razón. Me contactaba para saber a quién le podía recomendar. Mi respuesta fue ¿cómo que a quién? Pues yo (risas). “Dale, dale, de una yo le hablo de vos”, me dijo. Le envié a Guido tres canciones en maquetas. Le gustaron y me pidió más material. Le mandé otras treinta canciones y se entusiasmó con producir un álbum conmigo”.

“Aunque nunca perdimos el contacto, el proyecto se enfrió un poco, pues yo estaba muy concentrado en el décimo aniversario de Tres de Corazón. Llegó un punto en el que la ansiedad de realizar el álbum era tal, que no me importaba producirlo solo. Pero cuando Guido me mandó la maqueta que hizo de la canción Perdido, me di cuenta de que ese era el sonido que buscaba y que este man era el man. Luego realizó maquetas de otras seis canciones. Pero nunca podíamos ponernos de acuerdo en las fechas de trabajo, y la agenda de él estaba tan copada que conseguí unos músicos y, con base en las maquetas de Guido, ensayé las canciones alrededor de un año”.

“En ese año pasaron muchas cosas. Guido no me iba cobrar por su trabajo pero sí requería una plata mínima para producir el álbum en Medellín. Yo grabé tres canciones por mi cuenta, ya con la banda a bordo, y se las mandé para que las mezclara y masterizara. Una de ellas era Perdido, las otras dos están reservadas para el álbum. Me arriesgué a producir un cuarto tema por mi cuenta, en el estudio de la casa de Lelo (Alejandro Arango), de la banda Popcorn. Un día Lelo me propuso que grabáramos el resto del disco allí, gratis. Así puede reunir la cuota mínima que exigía Guido y le dije que viniera a Medellín”.

“Cuando ya pasó toda la exposición de los diez años de Tres de Corazón, que no hacía conveniente la promoción de mi proyecto en solitario, decidí lanzarme al agua con Perdido”.

¿El disco ya está terminado?
“El álbum incluirá nueve canciones, cuatro de ellas ya están listas. Guido vendrá en enero para grabar las cinco restantes, y pienso incluir un tema (a modo de bonus track) grabado en vivo en un garaje. El plan es grabar, mezclar y masterizar en veinte días”.

Ha manifestado que su álbum solista no es el fin de Tres de Corazón, pero ¿cuál fue la reacción de los otros miembros (Jorge Botero y Felipe Muñoz) cuando les comunicó su proyecto?
“La reacción fue buena, sin traumatismos. Fue un tema que se trató con delicadeza. Simplemente les dije que aquellas canciones que no habían quedado en el último disco del grupo (Quietos Todos) no las concebía para ser arregladas en el estilo de la banda, y que pensaba grabarlas para no perderlas”.

¿Qué influencias marcan la propuesta musical de ElMismoSebas?
“Uno de las aspectos positivos de trabajar con Guido, es que soy muy fanático de Calamaro desde su época de Los Rodríguez. Me gusta mucho el rock en español y el clásico, en especial Los Beatles. El rock argentino tiene mucho de lo que hago ahora, pues yo crecí con esa música, es decir Fito Páez, Los Abuelos de la Nada… trabajé en muchos bares, y eso era lo que yo tocaba. Y creo que ese tipo de música saca mi verdadera esencia. Tres de Corazón surgió en un momento en el que nos juntamos a tocar un género que no habíamos tocado nunca ni conocíamos en profundidad, solamente influenciados por una banda que nos gustaba mucho a los tres (Attaque 77) y decidimos hacer canciones en ese estilo. Pero verdaderamente lo que yo tengo adentro es esto”.

¿Los fans suelen ser resistentes al cambio. ¿Qué tal ha sido la recepción de los seguidores de Tres de Corazón a la canción Perdido?
“Hay de todo. Ese era, no un miedo, pero sí una expectativa que tenían los otros miembros de Tres de Corazón frente a este proyecto. Tenían cierta preocupación de que afectara la percepción que tienen los fans de la banda. He recibido comentarios muy buenos y otros no tan buenos. Afortunadamente los malos han sido respetuosos. “ Ah, parce, qué caspa” (risas). Lo dicen sin intención de ofender. Pero ha sido más la aceptación. Lo que sí me ha pasado es que la mayoría se sorprende de cómo suena. Nadie se espera que sea tan suave. “Sebas, eso no tiene nada que ver con Tres de Corazón”. Y eso es lo mejor que me pueden decir, pues mucha gente hace proyectos solistas paralelos pero siguen sonando más o menos lo mismo que sus bandas. Los radicales cada vez son menos, si bien a veces hacen más ruido. No son pocos los que disfrutan The Clash pero también a Fito Páez. Los pelados que escuchaban Tres de Corazón también han crecido y probablemente la música de ElMismoSebas les satisfaga otras necesidades musicales”.

En los títulos de las canciones del disco que está trabajando, se percibe el desamor como principal fuente de inspiración
“A mí la melancolía es lo que más me mueve a componer canciones. Cuando no la tengo me la invento. Muchas nacieron de mis propias experiencias, otras son tristezas ajenas que hago mías para producir canciones con mayor facilidad”.

¿Cuál es el concepto detrás del video de Perdido, dirigido por Diego Peña?
“El video tiene que ver mucho con la idea detrás de este proyecto, que no es otra que hacer la música que quiero hacer. Así que cuando pensé en el video deseaba que la imagen fuera en contramano de lo que normalmente son los primeros videos de un artista. En estos casi siempre buscan proyectar una imagen de rock star, pues la primera impresión es la que vale. Pero mi intención era contraria a eso. Me dejé crecer la barba un mes, para que mi imagen estuviese en sintonía con la letra de la canción. Un factor determinante en el concepto del video es que no se contaba con mucha plata. Porque cuando uno intenta hacer un video que parezca de cincuenta millones con poca plata, se obtienen resultados muy piratas (risas)”.

“Peña entendió muy bien lo que quería con el proyecto, y eso es clave. Para mí, la canción debía ser la protagonista y no el video. Él encontró una locación muy bonita, un camino por Las Palmas y simplemente lo rodamos allí”.

¿Cuándo sale el disco y cómo planea distribuirlo?
“En el primer semestre, si queda listo en febrero, se manda a copiar y se publica. Lo promoveré a través de mis redes sociales, página web y lo venderé en conciertos, pues mi idea es realizar una gira por los bares de Medellín”.

¿Qué tan similares son los otros temas del álbum a Perdido?
“Hay temas más rockeros y otros más suaves. Pero creo que quien mejor definió la música del proyecto es el bajista de la banda, quien lo clasificó “como un buen resumen del rock en español”. Es un homenaje al rock latinoamericano, donde hay un poco de Fabulosos Cadillacs, de Calamaro, de Fito, y muchos otros”.

¿Ha pensado qué hará si la aceptación del público al proyecto de ElMismoSebas supera a la de Tres de Corazón?
“Aunque me lo han preguntado muchas veces, no lo he pensado pues no me quiero crear falsas expectativas. Si eso pasara, creo que sería algo que los tres vamos a notar y miraríamos cómo afrontarlo. En este momento este proyecto tiene todo de mí. Es una radiografía de lo que soy.