El Mamm se expande

El Mamm se expande
Se prevé que en octubre empiecen las obras de ampliación del Museo de Arte Moderno de Medellín. Su inicio depende de aportes público-privados

Con un área de 6.992 metros cuadrados el nuevo Mamm estará listo en 2014. Salas de exposiciones permanentes y salones múltiples, un auditorio para 250 personas, locales comerciales, programas de educación y cultura, ampliación de las zonas de reserva del museo, un centro de documentación y una terraza de esculturas de 472 metros cuadrados, serán los nuevos espacios con los que contará el Museo de Arte Moderno de Medellín, en Ciudad del Río.
Esta ampliación corresponde a la segunda etapa de construcción del Mamm, que tras un esfuerzo público-privado, con el apoyo de diversas entidades, acaba de aprobar los diseños que permitirán culminar el proyecto que se inició en 2009, cuando el museo se trasladó del barrio Carlos E. Restrepo al viejo edificio siderúrgico de Talleres Robledo.

“La necesidad de ampliación la sentíamos desde antes del traslado, porque veíamos que el espacio no iba a ser suficiente para que todo el programa del museo esté completo. Necesitamos más espacio como para tener la colección permanente, que actualmente no existe, ofrecer espacios de educación con cursos de pintura, dibujo, entre otras cosas”, dice Juliana Restrepo, directora del Mamm.
El nuevo diseño corre por cuenta de 51-1 Arquitectos, oficina originaria de Perú, y Ctrl+G/Lab, de Medellín, quienes resultaron ganadores del concurso internacional que el Museo y la Alcaldía de Medellín convocaron a finales de 2009 para el desarrollo del proyecto arquitectónico. La oficina peruana 51-1, fundada en 2006 por los arquitectos César Becerra, Fernando Puente y Manuel de Rivero, es miembro de la red Supersudaca y ha participado en encuentros, investigaciones y talleres sobre arquitectura en varios continentes. Por su parte Ctrl+G/Lab, fundada en 2008, está conformada por las arquitectas Catalina Patiño y Viviana Peña.
“Cuando estuvimos recorriendo los barrios donde están los parques bibliotecas, nos interesó mucho la urbanidad que se genera en las miles de plazuelas que se forman con la proliferación informal de casas en las laderas. El techo de uno es la terraza del de arriba. En Medellín estás todo el tiempo subiendo o bajando a alguna parte. Es más una catarata de plazuelas, que un edificio. De esta forma es posible recorrer el museo desde el exterior, dándole con esto una flexibilidad increíble al sumársele que también se puede recorrer por dentro”. Así describen los arquitectos de 51-1, la propuesta ganadora que se inspiró en los barrios periféricos de Medellín.
El espacio donde se construirá la segunda etapa es donde actualmente funcionan los parqueaderos del Mamm. Se estima que en octubre se inicie la obra, la cual debe ser entregada a mediados de 2014. “El corazón de la ampliación es el auditorio. Como parte de la vocación del museo se retomarán las proyecciones de cine y videoarte en espacios como este. Además, su diseño presentará algo novedoso y es que este no será totalmente cerrado. Una de sus paredes podrá abrirse, así que la capacidad podrá aumentar. También en la pared exterior se realizarán proyecciones, lo que permitirá a las personas que se encuentren en la plazoleta central observar las presentaciones culturales”, señala la directora Restrepo.