El lacrosse crece en seguidores en Medellín

Los sábados se puede ver el lacrosse a las 4 p.m. en la Unidad Deportiva Atanasio Girardot.
Los sábados se puede ver el lacrosse a las 4 p.m. en la Unidad Deportiva Atanasio Girardot.

El lacrosse es otro beneficiado con el nuevo escenario para deportes alternativos en la Unidad Deportiva Atanasio Girardot. Claves para entenderlo.

Por: Sebastián Aguirre Eastman / sebastian.aguirre@vivirenelpoblado.com

El lacrosse lo juegan dos equipos conformados por diez integrantes cada uno. Cuando aterrizó en Medellín lo practicaban solo tres personas.

Una de ellas, el estadounidense Miles Makdisi, fue el responsable de traerlo a la ciudad en 2015, recuerda Johanna Sepúlveda, líder de Lacrosse Medellín. Desconocido para la mayoría, muchos sabían de su existencia porque la vieron en películas o en campeonatos universitarios en EE.UU.

Miles y su combo comenzaron jugando en el Sena. Más personas se fueron uniendo, a paso muy lento.

Miles solo estuvo dos meses en la ciudad. Daniela Buitrago recogió el legado y con los accesorios que el estadounidense le regaló (palos o sticks, pelotas de goma, entre otros) caminó colegios y universidades dando clínicas de difusión.

Tres años largos después, los resultados de ese esfuerzo se han hecho visibles. Tras trasegar por múltiples escenarios improvisados (los rincones del Diamante de béisbol y de la pista de atletismo, una cancha de arenilla en la Villa de Aburrá, entre otros), el lacrosse cuenta hoy en Medellín con cerca de 50 practicantes, quienes disponen de un escenario que comparten con otras nuevas tendencias como el fútbol americano, y en el que al menos, por algunas horas, tiene disponibilidad exclusiva para sus entrenamientos.

¿Cómo se juega?

Johanna, miembro de la Selección Colombia, fue una de las responsables de que los nuevos integrantes del lacrosse fueran conociendo sus reglas. Ella ofició como traductora de las reglas, que solo se conseguían en inglés y por internet. “Yo las traducía y luego se las comunicaba verbalmente”, señala.

Con ese conocimiento, explica que la esencia del juego es simple: anotar más goles que el equipo contrario en un arco, durante un periodo de 60 minutos, distribuidos en cuatro tiempos de quince minutos. Las dimensiones del campo son las mismas que las del fútbol, pero los arcos están ubicados un poco más hacia el centro, ya que los jugadores pueden pasarles por detrás.

Se practica con un palo o stick, que en uno de los extremos tiene una bolsa en forma de malla, y una pelota de goma que los deportistas se pasan entre sí.

Los hombres pueden golpearse con el stick en los brazos y en el torso; está prohibido en la cabeza, la espalda y las piernas. Visten casco, pechera, guantes y coderas, todo bajo la supervisión de dos o tres árbitros (dependiendo de la competencia).

Las mujeres no se pueden golpear en ninguna parte de sus cuerpos y se cuidan con gafas y con protector bucal.

En Medellín, dice Johana, juegan dos clubes: Jaguares (hombres) y Tángara (femenino), quienes representan a la ciudad en los torneos nacionales ante sus rivales de Bogotá y de Pereira, las otras dos ciudades donde se practica el lacrosse.

Testimonios

Geis Coneo, atleta de alto rendimiento -lanzadora de jabalina-, veía con curiosidad ese deporte en el que unos pocos jugadores se pasaban una pelota con unos sticks. Supo de un amigo que lo practicaba, Sergio Madrigal, quien la animó a que se integrara a las prácticas. Mal no le fue, pues a los pocos meses ya estaba jugando un campeonato en Pereira. Pero… “parecía una momia, las rivales me pasaron por encima, me aporrearon, me rompieron el tabique”.

Siguió entrenando y su nivel mejoraba. En Semana Santa cumplirá un año y ha aprendido a sacarle el tiempo para dedicarse al deporte. Incluso, ya recibió invitación para presentarse a los eventos de preselección del equipo nacional.

Sergio Madrigal fue justo uno de los pioneros que comenzó con la osadía de jugar lacrosse cuando eran no más de cinco los animados. Comenta que se motivó más cuando asistió a un torneo en Pereira y vio que en otras ciudades había más practicantes.

Él fue el único representante de Medellín en un torneo mundial disputado en julio de 2018 en Israel, al cual asistió Colombia. “El proceso que venimos desarrollando ha sido gigante; el año pasado por primera vez Antioquia llevó equipos completos en ambas ramas a un evento nacional, antes íbamos, pero a completar otros conjuntos”.

Cuentan con el apoyo del Índer medellín

El instituto ha incluido desde hace cuatro años el lacrosse entre las nuevas tendencias que reciben su apoyo para promocionar su práctica. Juan Carlos Rodríguez, coordinador del proyecto Adrenalina, comenta que entre los planes para el corto plazo está la inclusión del lacrosse en las Escuelas Populares del Deporte, de forma que niños y jóvenes lo conozcan y se aumente la masa de practicantes.

Publicidad