“El incremento en el costo nos asustó”

  
 
Ignacio Arbeláez, Presidente de la Junta de Representantes de Propietarios, dijo que después de las últimas emergencias ambientales, prefieren no intervenir este talud “que por ahora está estable”.
 
   
 En los primeros días de diciembre la Junta de Representantes de Propietarios y Poseedores de El Poblado emitirá un concepto sobre la ampliación de la Avenida 34 y los cambios sufridos en su diseño.
“Este es el primer problema que tenemos por resolver”, manifiesta su presidente, el ingeniero civil Ignacio Arbélaez, luego de conocer que las modificaciones hechas al diseño original de la obra implicarían un incremento en su costo de entre 20 y 25 mil millones de pesos lo que, por ende, aumentaría también las cuotas que los habitantes de El Poblado deban pagar por concepto de valorización.
Tal y como lo publicó Vivir en El Poblado en su edición 426 -segunda quincena de noviembre- según un cálculo aproximado de Luis Alberto García, director del Fondo de Valorización de Medellín -Fonval- el dividir esos 20 ó 25 mil millones de pesos entre cerca de 40 mil propietarios aumentaría aproximadamente en 500 mil pesos lo que cada uno de ellos deba pagar por esta obra.

En análisis
“Este incremento en el costo y en las cuotas de valorización nos asustó, nos alertó. Es un diseño muy lanzado pero muy costoso”, manifiesta el presidente de la Junta de Propietarios y Poseedores, Ignacio Arbeláez. Por eso, al cierre de esta edición, 26 de noviembre, la Junta esperaba concluir un análisis técnico, financiero y social más profundo del proyecto de ampliación de la Avenida 34 a doble calzada con el fin de dar un concepto en los próximos días.
Como se recordará, por sugerencia de la misma Junta de Representantes, la Alcaldía de Medellín, por intermedio del Fonval, ha trabajado en los últimos meses en el rediseño de ampliación de la Avenida 34 con el fin de disminuir el impacto sobre el barrio El Chispero (Loma de Los González) y el Edificio Los Naranjos. De acuerdo con el diseño original, ampliar la Avenida 34 a doble calzada y dejarle una franja central para Metroplús requiere la demolición de 14 viviendas del barrio El Chispero y de varias celdas de estacionamiento del Edificio Los Naranjos. Aunque con el nuevo diseño se disminuiría a cuatro el número de casas afectadas en El Chispero, se precisaría alargar de 100 a 400 metros el puente que se construirá sobre la 34.
La modificación del diseño implicaría, además, edificar un gran muro de contención para sostener el barranco que separa al barrio de la vía. Este aspecto también preocupa a Ignacio Arbeláez, quien indica que con todas las emergencias ocurridas en las laderas de El Poblado “no queremos tocar ese talud que, por ahora, está estable”.
Por el momento, el presidente de la Junta de Representantes de Propietarios y Poseedores para el proceso de Valorización considera que una alternativa viable para optimizar el diseño sería reducir de 400 a 200 metros el largo del puente, con lo cual tanto el costo como la intervención del barranco serían menores. De todas maneras, está claro que la decisión que se tome deberá obedecer a una profunda evaluación de variables y alternativas posibles, teniendo como punto de llegada el bien común.

Sin afanes
Todos los análisis que demanda y las afectaciones que conlleva un proyecto como este, incluido en el Plan de Desarrollo 2008-2011 y decretado para construir mediante la contribución por valorización, han generado un atraso en su cronograma inicial. Por los mismos motivos, ya no está entre el grupo de obras prioritarias para empezar su construcción. “Nos vamos a tomar el tiempo que se necesite para iniciarla y priorizaremos otros proyectos como los intercambios viales en las transversales con las lomas”, dice el director del Fonval, Luis Alberto García, quien agrega que por estos días trabajadores de la Empresa de Desarrollo Urbano -EDU- tramitan con los habitantes de El Chispero el avalúo de sus viviendas con la Lonja de Propiedad Raíz de Medellín. Esto con el objetivo de que al momento de tomar una decisión respecto a sus predios -dependiendo del diseño que se adopte- tengan mejores bases para elegir una opción acertada.