El futuro que Medellín quiere transitar

Movilidad sostenible
El futuro que Medellín quiere transitar
La ciudad plantea sus opciones para convertirse en una ciudad sostenible, caminable y pedaleable

peatones

Cuando hay que hablar del futuro normalmente los ciudadanos se enfocan en sus familias y deseos personales: la compra de una nueva vivienda, convertirse en padres, hacer un viaje, ahorrar para un carro nuevo.

No obstante, cuando se trata de planificar un futuro en sociedad y cómo nos imaginamos el lugar que habitamos, los análisis son menores y las ideas se circunscriben a pensar en pulir lo que ya existe.

En los últimos años en Medellín se ha hablado del Plan de Ordenamiento Territorial y de la necesidad de construir en conjunto ese modelo de ciudad a largo plazo. Entre los temas expuestos está la innegable necesidad de priorizar la movilidad para los peatones y en general el concepto de caminar y utilizar sistemas limpios y eficientes para transportarse.

Uno de los programas que pretende fortalecer este concepto es Corredores de Vida, adscrito a la Secretaría de Infraestructura, que cuenta con unos recursos iniciales de 30.000 millones de pesos para construir 110.000 metros cuadrados de andenes en la ciudad. El problema es que este monto se queda corto y solo representa el 4 por ciento de los 700 mil millones de pesos que se estima serían necesarios para superar el déficit en espacios peatonales.

Pero antes de entrar en escenarios apocalípticos, una de las preguntas puntuales es: ¿cuánto se supone que debemos caminar? La respuesta la entrega José Richard Blanco, encargado del plan Corredores de Vida, quien plantea “que los recorridos a pie deben ser de entre 600 y 1.200 metros, es decir, unos 10 minutos”. En distancia esto sería como ir desde el Centro Automotriz hasta la estación Industriales del Metro a un buen ritmo.

Blanco advierte, además, que una vez se haya recorrido este tramo, la idea sería conectarse a una red de bicicletas y pedalear entre 4 y 6 kilómetros más, para luego ingresar a los sistemas de transporte masivo limpio y completar la ruta.

“Las ganancias son muchas: en salud, en eficiencia del recorrido, en menor cantidad de trancones, en reducción de gases a la atmósfera e incluso en velocidad de desplazamiento”.
En este momento sistemas como Metroplús plantean estaciones cada 500 metros, distancias que buscan un acceso mediante caminatas.

CdeVIDA 13 feb 14 modificada
Así se verían las aceras de la ciudad en el programa Corredores de Vida

El color como una invitación a caminar
El mundo ha ido cambiando de paradigma en cuanto a las mejores alternativas para mejorar la movilidad. Brent Toderian, ex secretario de Planeación de Vancouver, Canadá, visitó recientemente a Medellín y contó que en su ciudad optaron por eliminar muchas vías. Él recomendó no pensar siquiera en soterrarlas ni elevarlas, sino más bien en darle mucha más fuerza a los andenes y ciclorrutas.

CdeVIDA 13 feb 17 modificada

New York también se enfocó en los peatones y cuenta con intervenciones en Times Square (2012) que simulan con colores el paso de un afluente de agua por los sitios transitados por las personas.

acera

Europa no se ha quedado atrás, así lo demuestran ciudades como Copenhague (Dinamarca) con un espectacular proyecto denominado Superkilen (foto), terminado en 2011. Incluso Barcelona inició la transformación urbana de su centro histórico en 1992 con motivo de los Juegos Olímpicos, el cual fue terminado en 2000.

Por último, Hamburgo, la segunda ciudad más poblada de Alemania (1 millón 800 mil personas, según datos del 2012) tiene planeado eliminar los vehículos particulares de la vías de aquí a 2030.

El color como común denominador, es defendido por José Richard Blanco, como una oportunidad para darle un real cambio de uso a las aceras grises que hoy tenemos y de paso “enviarle un mensaje a los vehículos que les reste relevancia en esa apropiación que tienen de las vías en la actualidad”.

Corredores de vida en El Poblado
La comuna 14 está inserta en este plan que busca tejer oriente y occidente mediante las estaciones del Metro y el puente de la 4 sur, pero incluso hay un proyecto un poco más ambicioso, el cual plantea la posibilidad de unir a El Poblado (comuna 14) con el Popular (comuna 1), mediante un gran corredor caminable y pedaleable.

Algunas intervenciones puntuales ya se están diseñando en las calles 10 y 10A, entre Las Vegas y la Avenida El Poblado, y se contempla incluso la posibilidad de que la 9 hasta el Lleras se convierta en peatonal.

Obviamente este plan, que podría beneficiarse de lo que se decida en el próximo POT, tendrá que contar con las obras por Valorización que ya arrancaron, las cuales no tienen este componente del colorido y de los materiales inserto desde la etapa inicial. Sería para incluirse en lo que se arranque en 2015.

Bicicletas hasta en las lomas
El complemento perfecto para las caminatas es indiscutiblemente pedalear. Por ahora en la ciudad hay 28 kilómetros de ciclorrutas, número que se aumentará a 45 en 2014. Sumado a esto, el Área Metropolitana tiene listo un proyecto denominado Plan Maestro de la Bicicleta, que espera construir en 12 años de vigencia del nuevo POT, cerca de 290 kilómetros adicionales.

La Alcaldía de Medellín, por medio de Planeación Municipal, también tiene en mente entregar 30 kilómetros adicionales a la ciudad para un total de 320 kilómetros nuevos, aproximadamente.

En lo que concierne a los que gustan del pedaleo en El Poblado la buena noticia es que en la avenida Las Vegas se iniciará en octubre de 2014 la construcción de una primera etapa de 1.5 kilómetros, que conectará la ciclorruta existente que hoy llega hasta el Mamm, con la universidad Eafit.

“De esta manera se generará un gran corredor para ciclistas que podrían transportarse desde el claustro hasta San Juan”, según la explicación entregada por Lina López, coordinadora de Encicla, quien espera que las obras estén terminadas en diciembre de 2014. Según ella será la primera ciclorruta que conectará el centro con el resto de la ciudad.

Otras vías que también estarían contempladas en este plan macro son La 34, Las Palmas, la avenida El Poblado, la 4 sur, la 10 y hasta Los Balsos. Estas últimas, por estar en pendiente, tendrían el apoyo de una guaya que le permitiría a los ciclistas subir estas zonas empinadas.

Esta tecnología ya ha sido probada en ciudades como Trondheim, Noruega, con resultados muy alentadores (ver video al final). Según la explicación de los técnicos de Planeación Municipal, este plan, que aún es una propuesta, eliminaría las trabas para ubicar ciclorrutas en zonas como las lomas de El Poblado.

Como para ponerle la cereza al pastel, los amantes de las bicicletas sacan pecho porque Medellín será la anfitriona del Foro Mundial de la Bicicleta en 2015, según se supo hace algunos días.

Los desafíos puntuales de Medellín
En 2012 los peatones representaron el 44.7 por ciento de los muertos en accidentes, y los usuarios de moto (conductores y pasajeros) representaron el 47.3 por ciento. Lo que quiere decir que ese año movilizarse con las extremidades fue casi tan peligroso como viajar en estos vehículos, con la diferencia de velocidades por todos ya conocida.

Ese mismo año los mayores de 50 años representaron el 71.5 por ciento de los peatones muertos en accidentes.

El peatón tiene que volver ganar una participación mayoritaria, que las políticas lo protejan y que los andenes sean lo suficientemente amplios como para garantizar una movilidad fluida, con rampas y ayudas para discapacitados.

Algunos planes que hoy están en estudio, plantean incluso que sea obligatoria la destinación de un generoso porcentaje del valor de cada obra para la implementación de andenes (de 3.5 metros a lado y lado) y ciclorrutas.

Sin embargo, tampoco es posible abstraerse de una realidad que no comparte Medellín con otrasciudades del mundo y que tiene que ver con la seguridad en las calles. El reto aquí no será solo estructural, requerirá además creatividad, para evitar que los ladrones hagan de las suyas en los trayectos de ciclistas y peatones.

El camino, aun así, parece prometedor para quienes sienten que hay que devolverle el rol principal de la movilidad a los ciudadanos de a pie, para que recorran la ciudad, la vivan, y de paso ayuden con la preservación del medio ambiente. Habrá que decidir pronto cuál es el futuro que queremos transitar.

Presentación corredores de vida

Sistema para subida de bicicletas en pendiente. Trondheim, Noruega
Video de Corredores de Vida