El dólar en la economía de Medellín

 
Por: Juan Carlos Velez
En marzo de 2003 el precio de la divisa norteamericana estuvo por los 2.900 pesos, hoy cuatro años después hemos caído en valor a niveles de hace casi 10 años.
Unos dirán que para viajar, gastar o comprar bienes suntuarios, el precio de la divisa norteamericana es bastante atractivo. Para otros que hacen parte de los sectores productivos, han encontrado en el bajo precio del dólar, la posibilidad de modernizar sus empresas adquiriendo maquinarias y equipos a valores impensables años atrás, o la oportunidad de adquirir materias primas para procesarlas en sus factorías y obtener productos terminados más económicos, en otros casos, esta situación les ha permitido saldar deudas contraídas con anterioridad en moneda extranjera. Y para quienes importan bienes de consumo, el valor del dólar ha significado el poder hacer excelentes negocios de comercio, ya que la oferta de productos extranjeros se ha hecho más asequible a infinidad de consumidores.
Sin embargo para quienes dependen de las exportaciones en su negocio, de las ventas en el mercado nacional o del turismo, la revaluación del peso les ha generado grandes dificultades como hace muchos años no se veía. Y qué decir al ciudadano del común cuya supervivencia depende de las remesas que les envían sus parientes desde el exterior.
Medellín en este escenario pierde. No gana. Nuestra ciudad y sus municipios vecinos dependen en gran parte del mercado externo. Aquí se produce el 70% de las confecciones del país, el 45% de los textiles, un gran porcentaje de las manufacturas de cuero y calzado, además las actividades agrícolas de exportación como las flores, el banano y el café giran en torno a Medellín, ya que desde esta ciudad se toman las decisiones administrativas y comerciales de dichos negocios.No para la pérdida de empleos
Todos estos sectores están pasando por situaciones muy difíciles que afectan principalmente los puestos de trabajo de miles de antioqueños que ya han perdido sus empleos. Por ejemplo en el sector de las confecciones los cálculos indican que se han suprimido alrededor de 25.000 empleos directos y de 60 a 70.000 indirectos, y se encuentran amenazados en el departamento, solo en las confecciones, cerca de 120.000 empleos directos y 360.000 indirectos. Ni que decir lo que ha sucedido en la floricultura en Antioquia, sector que ha sufrido como ningún otro, lo que ha generado el cierre de varios cultivos.
Otro de los impactos negativos de la revaluación en nuestra región, y que poco se ha evaluado, es lo concerniente a la disminución de ingresos que han venido padeciendo cientos de miles de antioqueños que dependen de las remesas enviadas por sus parientes que viven en el exterior. De los 5.000 millones de dólares que entran al año al país, se calcula que el 20% corresponde al departamento de Antioquia, es decir US$ 1.000 millones. Esto significa entonces que por la disminución del precio del dólar en los últimos años, dejarán de circular en 2008, cerca de un billón de pesos en la economía de la ciudad, generando las respectivas consecuencias en sectores como el del comercio y la construcción, y en consecuencia la pérdida también de un alto número de empleos.
Estas preocupaciones las he venido manifestando en diferentes escenarios, y muy especialmente en el Congreso de la República durante el último mes, mediante cuatro constancias presentadas en la plenaria del Senado, en las cuales he manifestado mi inconformidad por la ausencia de la Junta Directiva del Banco de la República en la resolución de esta problemática.
No hemos visto decisiones macroeconómicas que conduzcan a solucionar la crisis que están padeciendo sectores como el de los exportadores y del turismo, y si no se actúa rápidamente, Dios no lo quiera, nos veremos abocados a una difícil crisis económica, en la cual los más afectados seremos nosotros los antioqueños. Por ello seguiré insistiendo cuantas veces sea necesario, ante la Junta Directiva del Banco de la República que es a ella y solamente a ella, a quien corresponde tomar las medidas pertinentes para poder resolver la crisis que se ha venido presentando por la revaluación de nuestra moneda.

opinion@vivirenelpoblado.com