El Colectivo, pionero del trip-trop

El Colectivo, pionero del trip-trop
En el cuarto piso de un antiguo edificio gris, a dos cuadras del parque de Boston, El Colectivo, prepara su próximo disco. El apartamento es amplio y funciona como sala de ensayos, estudio de grabación y centro de operaciones del grupo. A través de la ventana se divisa una amplia panorámica de los cerros centro-orientales de Medellín, iluminados por la claridad y el brillo de una tarde veraniega.

Abajo, los solares de las casas, sembrados de frondosos árboles nativos, proclaman en todos los tonos de verde la exuberante diversidad de esta tierra. Más arriba las escamas de los techos van conduciendo a disformes construcciones de ladrillo y cuando la vista se expande, la perspectiva arma
un atropellado laberinto anaranjado que invade la montaña. Coronando este paisaje urbano tropical, el Cerro Pan de Azúcar, centinela sempiterno de esta ciudad, tiene marcado en letras blancas, un anhelo: “Paz”. Mientras tanto suena la música que El Colectivo prepara, adereza y pule. Es entonces cuando uno siente que la esencia de ese escenario que se contempla, que ese colectivo de gente, espacios y clima que son esta ciudad, está siendo interpretado por la música de este grupo local. Así comienza la entrevista con dos de los tres miembros de El Colectivo, Andrei Castillo (Zeta Dei) y Jorge Mario Giraldo (Magio), quienes se identifican con sus seudónimos. Falta el vocalista Camilo Vásquez, pero tras escuchar su voz en las canciones uno siente que ronda por allí.

El colectivo
Hace 4 años nació El Colectivo. “En una época en la que estábamos observando proyectos de colectividades musicales del mundo. Entonces nos encontramos un grupo de amigos, hacíamos música por diferentes lados y tendencias y decidimos reunirnos para hacer un ensamble que bautizamos como: El Colectivo Sonoro Automático”, explica Andrei Castillo. La intención fundamental era hacer música automática, lo más rápido posible, sin pensar mucho y en colectividad (todos componían). Al año el proyecto comenzó a cuajar con 8 músicos y otros artistas itinerantes que aportaron sus ideas. Y después de un arduo trabajo de producción, al año siguiente logró crear el primer sencillo, con 5 temas, que se llamó El Colectivo, un trabajo “producido en casa”. Gracias a la calidad de este trabajo y a su innovadora propuesta, el grupo fue escogido como el telonero del concierto de Bossacucanova, realizado en el Jardín Botánico

El nuevo disco
Con el nuevo disco, El Colectivo ha visto una luz al final del túnel, tras dos años de explorar rutas sonoras. “Lo que tenemos claro es que nuestra propuesta es hacer canción electrónica, porque ante todo nos interesan las canciones, las letras”, afirma Andrei. El nivel de audio del nuevo trabajo es más dinámico, gracias a la incorporación de elementos como el house, jazz, balada, rock y hip-hop. “Es una propuesta de fusiones donde se cuentan canciones siempre de una manera diferente para no quedar atrapados en la misma fórmula”, explica Jorge Mario. El lanzamiento del disco será en septiembre.