“El avance de la obra no se ve”

Habitantes están preocupados con la ejecución del paso a desnivel de la Transversal Inferior con Los Balsos


Urbanización Torres del Castillo

Vecinos de la Transversal Inferior con la loma de Los Balsos, en donde se está desarrollando uno de los cuatro pasos a desnivel del proyecto de Valorización El Poblado, tienen una pregunta en común: ¿Qué pasa con esta obra que no avanza?

La manera como se está ejecutando tiene inquietos a los habitantes del sector, según lo demuestran las manifestaciones de inconformidad en la última reunión de avance de obra, el pasado 26 de marzo, convocada por la Alcaldía de Medellín. Los administradores de las unidades residenciales más afectadas, Portofino y Los Balsos (en el costado occidental norte), Tierradentro y Turingia (en el costado oriental norte), Torres del Castillo (en el costado oriental sur) y Surabaya y Montevideo (en el costado occidental sur), coinciden en: el difícil acceso peatonal; los obstáculos que tienen los vehículos para entrar y salir de las urbanizaciones; la afectación del supermercado Consumo; partes de la obra inconclusas por aquí y allá; los daños en la televisión, la telefonía o el agua; el cambio constante del personal de la obra; la disminución de empleados en los últimos cuatro meses; quejas de los obreros por retrasos en el pago; el incumplimiento de las fechas prometidas; las modificaciones imprevistas como la ampliación de la vía en el costado de Torres del Castillo para dar ingreso a las urbanizaciones de San Michel; las respuestas insatisfactorias por parte de la Administración Municipal, el contratista (Unión Temporal Cruce de Balsos, conformada por Bernardo Ancizar Ossa, 75 %, y Bol Ingenieros Arquitectos S.A, 25 %) y el interventor (consorcio Soluciones Medellín). En general, una evidente “falta de organización, planificación y control de la obra”.


Entrada a la urbanización Los Balsos

Por estos motivos solicitan una respuesta inmediata de la Secretaría de Infraestructura, Fonvalmed y del alcalde Aníbal Gaviria. “En un principio, la comunidad tenía conciencia de que esta obra era más demorada que las demás, pero a pesar de que no se ha vencido el plazo (18 meses) el avance de la obra no se ve”, afirma Leidy Henao, administradora de las unidades residenciales Montevideo y Tierradentro. “Al inicio es comprensible que todo el esfuerzo esté en la identificación de redes para evitar problemas futuros y que la excavación sea complicada, pero un año con la misma explicación… ya nadie se la cree”, continúa Henao. Como integrante del Comité Ciudadano de Obra, explica que este ha sido fructífero para representar las inquietudes de la comunidad, sin embargo, “el porcentaje de ejecución de obra que nos indican no es convincente para uno transmitirlo a los propietarios. En Infraestructura dicen que la obra no está retrasada, pero no hay que ser ingeniero civil para darse cuenta de lo que hasta un ciego ve”.
  
Urbanización Surabaya

Personal de obra disminuye
Desde finales de 2014, se evidencia la ausencia de personal en la obra a pesar de que hay varios frentes de trabajo como la conexión definitiva de las tuberías de desagüe, las cuales impiden concluir el muro de contención, según narra Mario Alberto Marín, administrador de Torres del Castillo, en una carta que envió a la Administración Municipal el 16 de febrero y que aún no tiene respuesta. En ella, también se refiere a los comentarios de varios obreros que han abandonado las obras debido al incumplimiento en el pago de su sueldo y a que no se remuneran horas extras. “Aunque no tenemos constancia de esto, muestra de ello es que gran parte de las personas que iniciaron en la obra, ya no están”, dice. Referente a este tema, Nancy Velásquez, administradora de Surabaya, afirma que “los trabajadores sí se han quejado” y que en cuanto al pago, el director de obra informó que 35 obreros renunciaron y, como no reclamaron su liquidación, tuvieron que efectuar el pago ante un juez”.


Urbanización Tierradentro

El cambio de los profesionales que representan al contratista es otra de las preocupaciones de la comunidad. “He conocido tres ingenieros de redes, dos forestales, dos directores de obra y hace dos semanas se fue el residente social”, afirma Leidy Henao.
  obra valorizacion Urb Los Balsos16

Administradores esperan respuestas
Las unidades residenciales presentan diferentes inconvenientes. Por ejemplo, en Surabaya, a su administradora Nancy Velásquez le preocupa el irrespeto por el peatón: “Esos pasos peatonales son una vergüenza. Cuando llueve es un pantanero”.


< Urbanización Portofino

 Según Leidy Henao, en Tierradentro, a principios de marzo se informó que se iniciarían obras en el lindero de la urbanización y a la fecha no han comenzado. Además, esperan una propuesta de diseño (por petición suya) para tener un acceso por la calle 7B Sur. Ella, también administradora de Montevideo, asegura que allí modificaron, sin autorización ni previo aviso, un cerramiento de la unidad y esto los expone en un estado de inseguridad. “Se levantó acta en marzo con el residente social y esta es la hora que no tenemos una respuesta efectiva”, agrega. Desde febrero, en Portofino, en donde se culminó un muro perimetral, sus habitantes también están a la espera de que retiren una malla verde que quedó en el interior del edificio. Martha Arango, su administradora, expresa: “Precisamente estábamos hablando de unirnos con las urbanizaciones perjudicadas y protestar, porque así como pagamos la Valorización al municipio, le exigimos que cumpla con las fechas”.

Infraestructura responde

Esta obra, que empezó a finales de marzo de 2014, tiene un costo de cerca de 11 mil millones de pesos y espera ser entregada en septiembre. El subsecretario de Infraestructura, Héctor Gómez, afirma que el porcentaje de avance es de un 60 por ciento y ante el retraso que denuncia la comunidad, explica que esta obra es distinta a las otras, puesto que no será un puente sino un deprimido por debajo de Los Balsos. Aunque no sabe cuándo iniciará el deprimido, expresa: “Las obras no se verán hasta que este se construya y se haga el urbanismo. Estamos haciendo los empalmes de unas tuberías de conducción y solo cuando terminemos, la obra va a fluir. Todo eso se lo vamos a explicar a la comunidad”. Asegura que se realizará una reunión en la que estará presente, a más tardar, la próxima semana, tal como solicitan los residentes.


Urbanización Turingia

En cuanto al cambio del personal dice que solicitaron el cambio del director de obra porque “queríamos a una persona más comprometida, y, en cuanto al residente social, fue el contratista quien pidió el cambio. Nos encontramos en ese empalme”. Sin embargo, respecto a la salida de obreros y las irregularidades en el pago, el subsecretario afirma desconocer la situación: “Aquí no ha llegado esa información, y si eso es así, no podemos dejar que pase y debemos exigirle al contratista que pague”.