El año del calentamiento global

 
 El año del calentamiento global 
   
 El agua, la casa, los alimentos, todo lo que utilizamos son pequeños fragmentos del planeta, renovables o no 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 

El año que termina mostró con pruebas científicas que el planeta se está calentando y el gran responsable es el hombre que utiliza el petróleo, el gas y el carbón como el gran motor de la industria. Se cumplen más de 200 años desde la Revolución Industrial y durante ese tiempo hemos enviado a la atmósfera miles de millones de toneladas de CO2, además de metano y óxidos de nitrógeno, responsables todos del efecto invernadero. Un clima que parece loco acompañado de desastres naturales a lo largo y ancho del mundo, de lo cual no ha sido ajeno nuestro país que en buena parte sufre un invierno que no parece terminar, no deja dudas de que algo grave está pasando.

Un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC) premiado junto con Al Gore, con el Premio Nobel de la Paz, nos dice: “Once de los últimos doce años han sido los años más calientes desde que existen registros. Las lluvias están aumentando en toda América, el Norte de Europa y Asia Central, la sequía aumenta en el Mediterráneo, África y el Sur de Asia. El cambio climático ya no es un tema exclusivo de ambientalistas y científicos”.

El mundo empieza a entender la necesidad de enfrentar el problema de manera colectiva, con acciones de todos los gobiernos, empresas, organizaciones no gubernamentales y personas. Es un tema de inversión, economía y desarrollo.
A nivel individual se necesita un cambio de hábitos y una distribución más equitativa de la riqueza. Entre todos formamos la humanidad, pero el 20% de los humanos controlan, consumen o malgastan el 85% de los recursos del planeta.

Debemos preguntarnos: ¿Qué porción de la Tierra necesitamos para vivir? A ese espacio se le llama Huella Ecológica Individual. El agua, la casa, los alimentos, todo lo que utilizamos son pequeños fragmentos del planeta. La huella ecológica de un país está determinada por su población, su volumen de consumo y la disponibilidad de recursos para satisfacerlo.
Estadísticas de 2006 nos indican las desigualdades a nivel mundial. La huella ecológica personal para Estados Unidos fue de 9,6 hectáreas por persona; China 1,6; Canadá 7,6; Alemania 5,6; Colombia (dato de 2003) 2,0. La producción y recursos de la Tierra están limitados, pues desde hace varias décadas el consumo supera su capacidad. Conclusión, necesitamos más de una Tierra para vivir y tenemos solo una.

Los estudios explican que las acciones del hombre tienen su consecuencia en la Tierra; la generación de basuras, la pesca indiscriminada, la extracción de petróleo, son algunos casos. Sin embargo, existen diversas maneras de disminuir el impacto ambiental con medidas como el reciclaje en el hogar y el control en la emisión de los gases vehiculares e industriales. La World Wildlife Foundation (WWF) publica en su página en Internet un cuestionario que permite conocer la huella ecológica de cada individuo en el planeta. www.wwf.org.mx/wwfmex/he_cuestionario.php

 
 
Amigos de la Tierra
Queremos dedicar este espacio a las personas y entidades que trabajan por el medio ambiente:
Life Straw: el invento de la década. Un pequeño pitillo de color azul permite beber aguas no tratadas que al pasar a través de él se convierten en potables; el invento podría ser la salvación para millones de personas que perecen al año por beber aguas contaminadas. Su inventor, Mikkel Vestergaard opina: “Es lamentable que las grandes empresas y la tecnología de punta solo inviertan en desarrollar productos para el 10% más rico del planeta, dejando el resto en el abandono”.
Motorola diseña sus productos cumpliendo estrictamente con regulaciones estándares para proteger la salud humana y el ambiente. Además, contienen materiales que pueden ser reutilizados y reciclados para promover el “ciclo” y así reducir el agotamiento de recursos. Cuando termina su período de vida útil, se deshecha en compartimentos Ecomoto ubicados en centros de servicio Motoassist y tiendas Motostore. www.hellomoto.com.co
Sofasa y sus accionistas Renault, Toyota y Mitsui ratifican su compromiso ambiental. El programa “Renault Eco2” reúne en un solo concepto la preservación del medio ambiente al producir vehículos que registren bajas emisiones de CO2 o sean compatibles con los biocombustibles y reciclables en un 95% al final de su vida. Toyota espera lograr en un futuro automotores con cero emisiones contaminantes.

Reciclar los cartuchos de impresión. Existe una preocupación cada vez mayor a nivel mundial por el reciclaje electrónico. Hewlett-Packard y el Ministerio de Ambiente tienen un proyecto que busca incentivar el reciclaje de toners usados en la impresión láser en empresas públicas y privadas. La iniciativa hace parte del programa HP Planet Partners, que procesa al mes más de cuatro millones de kilos de equipos informáticos y de impresión en el mundo.
Esperamos continuar con esta lista.
Buen viento y buena mar en 2008.