El alto compromiso del estrato alto

¿Y qué ocurre en El Poblado? En racionamiento de agua, nada todavía. En consumo, más de lo debido, y basta analizar los usos del estrato 6
 
¿Siente calor? ¿Tiene sed? Pronósticos del Ideam señalan que los efectos del fenómeno de El Niño podrían prolongarse hasta marzo o abril. Es decir, 30 y hasta 60 días más a este ritmo de 30 y 34 grados centígrados.

Sin embargo, el problema va más allá de sensaciones que se resuelven con elevar el nivel de frío del aire acondicionado. Lo advirtieron en su momento desde diversos Ministerios, pero las campañas electorales del segundo semestre del año pasado minimizaron y politizaron el tema, además las falsas creencias –“Colombia es un país rico en recursos naturales”- y la indolencia –“esto no es conmigo”- agravaron el panorama.

Todos contra el derroche fue la campaña lanzada por el Gobierno nacional en octubre pasado y poco ocurrió. Casi cinco meses después este es un panorama: racionamiento de agua en más de 70 sectores de Cali entre las 10:00 p.m. y las 4:00 a.m. Racionamiento en 10 municipios de Santander. Riesgo en el 30 por ciento de los municipios de Cundinamarca. Y crisis similares en Cúcuta y en La Guajira.

Sin que haya que darle la vuelta al país, el panorama es contundente. Y, contra la falsa creencia antioqueña de que este departamento es infalible y está blindado por el poder supremo de EPM, ya 8 municipios sufren el racionamiento, mientras Medellín, sede de la empresa de servicios, les ha tenido que cortar el flujo de agua a cerca de 20.000 clientes. Primero Pajarito, Las Hamacas y San Cristóbal, en el Occidente, y luego San Antonio, Villa Turbay, Villatina, La Sierra y Juan Pablo II, en el Oriente. Allí han dejado de recibir agua entre las 8:00 p.m. y las 4:00 a.m. Que sea en la madrugada, no deja de ser grave.

¿Y qué ocurre en El Poblado? En racionamiento, nada todavía. En consumo, más de lo debido, y basta analizar los usos del estrato 6. Suelen salir en promedio por esos grifos 17,38 metros cúbicos por instalación, cuando el esperado son 15,4 metros cúbicos. El estrato cuatro consume, también en un mes, 12,76; el tres, 12,52; el uno, 12,19.

Por supuesto que la deforestación y la erosión de las cuencas, el agro y la industria tienen su peso en el consumo. Pero la gravedad del panorama, más los 30 a 60 días de extensión del Fenómeno, cuya fase de debilitamiento haría empalme con la época seca de mediados del año, obligan a mirar el propio grifo.

Ya no estamos para creernos blindados. Menos, para asumir que “porque pago, tengo el derecho”. Ya no.