Altavista busca salir del olvido (editorial)

La sensación común en Altavista (comuna 70) es que este corregimiento, uno de los cinco que tiene Medellín, ha sido objeto de un olvido histórico por parte del Estado. Una de las quejas más recurrentes de sus habitantes es su precaria conectividad, no solo dentro del mismo corregimiento sino de este con Medellín. Solo tiene una vía de acceso y salida, estrecha y en regulares condiciones, la cual se mantiene congestionada debido a la misma actividad de Altavista, donde una de las principales fuentes de empleo son las ladrilleras que abastecen de material a buena parte del área metropolitana.

Quizás este mismo descuido ha propiciado, en parte, los momentos violentos vividos por Altavista en el pasado, como consecuencia de la presencia de bandas y grupos armados. Está claro que donde el Estado deja vacíos, los espacios suelen ser ocupados por fuerzas irregulares. Pero también hay consciencia de que Altavista, cuya mayoría de habitantes pertenece a los estratos 2 y 1, pasa hoy por un periodo de relativa calma que coincide, según algunos, con el establecimiento de una subestación policial.

El mayor porcentaje de la población de Altavista corresponde a personas menores de 24 años, 15.978, frente a un universo de 33.466 habitantes. De esos menores de 24, 9.335 tienen menos de 14 años, lo que señala la urgencia de redoblar en este corregimiento las opciones de desarrollo físico, intelectual y cultural para niños y jóvenes. Altavista carece de espacios deportivos y no tiene establecimientos de educación superior. Por fortuna, el capital humano supera las oportunidades que se le ofrecen a la juventud de este corregimiento, de tal manera que el movimiento cultural juvenil y su trabajo por la comunidad tienen un amplio reconocimiento.

Hay mucho por destacar en Altavista; es otro pulmón de Medellín, con bellos sitios turísticos y rico en recursos hídricos; sin embargo estos están descuidados y en riesgo, según denuncias de líderes corregimentales. La inminente densificación del área es otro motivo de alerta, lo que obliga a una mayor atención estatal.

Vivir en Altavista, el cuadernillo número 15 de nuestra serie Vivir en Medellín, es un acercamiento a este corregimiento que hoy busca salir del olvido y ocupar el lugar que merece en la gestión de la ciudad.

Ubicación
El corregimiento de Altavista está situado al suroccidente de Medellín. Limita al norte con el corregimiento de San Cristóbal y el área urbana de Medellín; al occidente con el corregimiento de San Antonio de Prado, al sur con el municipio de Itagüí y al oriente con la zona urbana de Medellín.
Extensión: 2.741 hectáreas

Veredas
Altavista está compuesto por ocho veredas y sectores: Morro – Corazón, Aguas Frías, San Pablo, Buga – Patio Bonito, Centralidad, La Esperanza, El Jardín y San José de Manzanillo.

Viviendas
Un total de 7.052 viviendas tiene Altavista, de acuerdo con datos de la Encuesta de Calidad de Vida Medellín 2013. La mayoría, 5.919, está en estrato 2; en estrato 1 hay 859 y en estrato 3 hay 274.

Población y edades
Los datos oficiales indican que Altavista tiene 33.466 habitantes. De ellos, 17.296 son mujeres y 16.170 son hombres. Entre 0 y 14 años tienen 9.335 personas; de 15 a 24 años, 6.643; de 25 a 34, 5.627; de 45 a 64, 5.393 habitantes; de 35 a 24, 5.026, y de 65 años o más, 1.442 personas.

Niveles de educación
Primaria: 10.584 • Ninguno: 7.198 • Media: 6.981 • Preescolar: 5.035 • Secundaria: 1.870 • Técnica: 1.076 • Universitaria: 391 • Tecnológica: 331• Especialización: 0 • Maestría: 0 • Doctorado: 0

Seguridad
Según el Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia (Sisc), entre el 1 de enero y el 31 de agosto de 2015 hubo diez homicidios en el corregimiento Altavista, el mismo número de igual periodo de 2014. Sin embargo, la cifra se redujo con respecto a 2013 (24 homicidios) y a 2012 (26 homicidios). Entre tanto, los días sin homicidios durante los ocho primeros meses de este año sumaron 232, mientras en 2014 fueron 231, en 2013 alcanzaron los 222 y en 2012 llegaron a 217.
En Altavista –comuna 70– hay cinco cuadrantes de Policía y seis cámaras de videovigilancia.