Dos investigaciones paralelas por accidente con soldados de la FAC

Soldados fallecidos FAC

Después del accidente en el cierre de la Feria de las flores, en el que murieron Sebastián Gamboa Ricaurte y Jesús Mosquera, integrantes de la Fuerza Aérea Colombiana, el general Rámses Rueda, comandante de esta institución, informó que mientras concluye la investigación fueron suspendidas las operaciones que se realizan con el sistema spice

El general Rueda lamentó el accidente que se presentó a 200 pies de altitud (60 metros), y agregó que se realizan dos investigaciones paralelas, una por parte de la Fiscalía General y Seccional, y la otra por un grupo de expertos de la FAC que desde ayer indaga de manera técnica y profunda lo sucedido. El comandante expresó que espera que el resultado se dé antes de este viernes 16 de agosto, y que será él mismo quien entregue al país los resultados. 

La investigación

Entre los detalles que el oficial reveló fue que la cuerda no se desprendió. “Hasta ahora puedo informar que sufrió una ruptura, un corte entre el helicóptero y los soldados, que es precisamente el foco de esta investigación”. 

Publicidad

El sistema spice es utilizado en operaciones de la Fuerza Aérea. Según Rueda, la cuerda es 95% nylon y 5% algodón, además tiene una resistencia de 29.000 libras en el anclaje del helicóptero y 10.000 en la longitud -50 metros-, donde pueden ir hasta 10 soldados con equipaje y armamento.

Cuando se tengan los resultados de la investigación, el comandante informará la causa del accidente y las medidas que adoptará la institución 

Acompañamiento a las familias

La FAC tiene un equipo de psicólogos que acompaña a las familias de Sebastián Gamboa Ricaurte y Jesús Mosquera. Según el comandante Rueda, “desde el momento de la tragedia se acompaña a las familias, adoptando algunas medidas para tratar de hacer menos doloroso este proceso”.

Sobre una supuesta imagen que se ha compartido en redes sociales, en la que uno de los suboficiales hacía un saludo militar al momento de soltarse la cuerda, el general dijo: “No me sorprendería porque estaban haciendo lo que amaban, lo que les gustaba, lo que sabían hacer, en lo que eran expertos y eso envía un mensaje del nivel del compromiso de los soldados con la patria”. Además resaltó que “murieron empuñando la bandera de Colombia y acercándose a los colombianos que es el sentido de las Fuerzas Militares”.

Las familias

Jesús Mosquera, padre del sargento Mayor Jesús Mosquera, expresó que siente mucha impotencia y que cree que es una situación que se pudo haber evitado. Agregó que el país espera una explicación.

A la vez, el padre del sargento mayor, quien tenía 36 años, 18 de ellos en la Fuerza Aérea, declaró que “al ministro de Defensa, a la cúpula y a los comandantes les pregunto ¿por qué mandaron a mi hijo solo con la línea de trabajo sin tener la línea de vida”.

Aunque se siente orgulloso por la labor de su hijo y recordó que este le enviaba constantemente vídeos de sus entrenamientos, afirmó que “siento mucho dolor porque me arrancaron una parte muy profunda de mi ser y mucha rabia porque no se justifica que manden a una persona a hacer un trabajo en esas condiciones”.

Sobre la muerte de su hijo, Jesús opinó que murió en el ejercicio del cumplimiento del deber, enarbolando la Bandera Nacional y “me enorgullece enormemente porque estaba al servicio del país”.

El sargento mayor era casado, vivía en Rionegro, tenía un hijo de 10 años y estudiaba derecho en la Universidad Católica de Oriente.

 

Publicidad