¿Y nuestros rebeldes?

Santiago Hernández Henao
Por / Santiago Hernández Henao / Sudor y tinta / direccion@vivirenelpoblado.com

El documental está en internet. Caszely hace parte de los que han levantado su voz por las protestas del pueblo chileno. ¿En nuestro país hay rebeldes en el fútbol?

“El fútbol es un reflejo de la sociedad, no es indiferente”.

Esas fueron las palabras de Eric Cantoná hace un puñado de años cuando visitó Cartagena para presentar Los Rebeldes del Fútbol, un documental del que hizo parte, y que mostraba cinco historias de futbolistas y equipos que hicieron frente a problemas sociales y aprovecharon su representatividad para levantar una voz y hacer un cambio real en su sociedad.

En ese 2013, el documental de Cantoná se presentó al aire libre y por las mismas calles que se atiborraron de manifestantes la semana pasada en Cartagena. Cantoná, en su propia voz, presentó las historias de cinco leyendas de su deporte que fueron protagonistas de una lucha política en sus países.

Publicidad

Didier Drogba, parte de la reconciliación de Costa de Marfil tras años de guerra civil; Rachid Mekloufi, quien desertó de la selección francesa para jugar con la de su país, Argelia, cuando ese territorio apenas abogaba por su independencia de los galos; el brasileño Sócrates, fallecido en 2011, quien erigió la única democracia conocida en un club de fútbol (su amado Corinthians), y el chileno Carlos Caszely, quien se enfrentó a la dictadura de Augusto Pinochet y sufrió en carne propia y de su madre, la violencia de su país en los 70 y los 80. Por último se sumó la historia de Predrag Pasic, quien aguantó en su tierra la rudeza de la Guerra de los Balcanes, nunca se fue de Bosnia, y abrió una academia para entrenar a niños sobrevivientes del conflicto.

De los cinco Rebeldes, la audiencia solo conocía a Drogba por sus goles con el Chelsea, y algunos a Sócrates, por su balaca en España-82. Pero nos fuimos (yo estaba en la audiencia) a casa con una lágrima con las historias de Caszely, de Pasic, de Mekloufi.

El documental se encuentra en internet. Caszely hace parte de los que han levantado su voz por las protestas del pueblo chileno. “Las demandas que tiene la gente son 200 % reales. Todos los políticos valen callampa (un hongo que no vale nada)”. La selección de Chile decidió no jugar por la situación de su país, no por miedo, sí por defensa y apoyo a su pueblo.

En las últimas jornadas, Colombia ha vivido días de marchas, manifestaciones, cacerolazos, noticias falsas y una petición de un diálogo que nunca se ha tenido. Una situación perfecta para los cinco protagonistas del documental. Pero en nuestro país, al parecer, no hay rebeldes en el fútbol, aunque sí algunos en el ciclismo y otros deportes. Si el país pide un cambio, ¿a quién podríamos sumar en el trabajo audiovisual de Cantoná? ¿Alguien quiere ser nuestro Mekloufi, nuestro Caszely?

Publicidad