¡Difícil 2014 nos espera!

¡Difícil 2014 nos espera!
¿Por dónde vamos a circular?

/ Juan Carlos Franco

Ante el inminente comienzo de obras en varios frentes cruciales del proyecto de Valorización, a los pobladeños no nos espera un año fácil ni tranquilo. Igual a los que no viven aquí pero trabajan o circulan por el sector. De hecho, los trancones con los que nos ha recibido 2014 –antes de iniciar obras- no son un buen augurio.

Simultáneamente se construirán cuatro pasos a desnivel: Balsos x Inferior, Balsos x Superior, calle 10 x Inferior y El Tesoro x Superior. Obras todas que son urgentes, que están planteadas hace 25 años, que tienen mínimo 10 años de atraso… Caramba, ¿pero ejecutar las cuatro al mismo tiempo? Decisión valiente de la Alcaldía y el Fonvalmed, pero muy arriesgada, pues puede hacer colapsar el tránsito vehicular de todo el sector.

Durante los 15 o 18 meses que duren los trabajos (¡una eternidad!), ¿por dónde vamos a circular? Nos pedirán comprensión y paciencia. Las tendremos. Nos rogarán usar más el transporte público. Lo usaremos. Y nos recomendarán que tomemos rutas alternas. Muy bien, las tomaríamos, ¿pero cuáles?

Tratando de evitar alguno de los cuatro cruces intervenidos, ¿qué ruta alterna se puede tomar entre San Lucas y El Tesoro, por ejemplo? ¿O para llegar de Las Palmas a Santafé? Existen, sí, pero muy largas y congestionadas para ser prácticas.
Es de esperar que una o más vías importantes cambien de sentido de circulación para dar algún alivio puntual. Pero los tacos van a ser el doble de los actuales. Cierto es que cuando estén operando los cuatro cruces, hacia junio de 2015, la circulación por El Poblado en general va a mejorar. Las transversales sí, claro, van a ser más fluidas al tener menos semáforos, pero su velocidad promedio se verá reducida por la cantidad de vías secundarias que en ellas confluye. Cada 50 metros, en promedio y por ambos lados, hay una loma o una entrada a edificio. Y unas cuantas más a centros comerciales.

Subir y bajar por Los Balsos será mucho más fácil. Pero es probable que las orejas hacia las transversales se saturen con frecuencia, pues, como vimos, estas pronto estarán operando a plena capacidad. Esas filas seguro afectarán a Los Balsos. Y además podría haber congestión permanente entre ISA y Palmas, ya que toda esa loma seguirá siendo de calzada simple por muchos años más.

Los que suban por Balsos muy raudos y pasen felices en doble calzada por encima de la Inferior y luego por debajo de la Superior, de alguna manera tendrán que organizarse en fila india para los últimos 2 Km antes de Palmas. Tremendo cuello de botella, justo en el punto de mayor pendiente. Y a lo largo del trayecto se encontrarán con un flujo igual de intenso de vehículos bajando lentamente entre Palmas e ISA, compartiendo en alta pendiente esos escasos seis metros de anchura. Y eso sin contar con la cantidad de proyectos hoy en construcción por el costado sur de Los Balsos, al frente de ISA, que aportarán una cantidad enorme de tráfico nuevo a Los Balsos… ¡precisamente donde deja de ser doble calzada!
Entonces, ¿qué va a pasar después de tanto trabajo? Que claro, vamos a mejorar en cosas muy importantes. Y en otras no tanto… al revés, vamos a retroceder.

Y las propiedades ¿se van a valorizar? No. Lo siento.
¿Y en algo influye que el proyecto entero –como confirma el propio sitio web del Fonvalmed– se basa en estudios de movilidad de 2004 y 2008?
¡Pues juzgue usted!
opinion@vivirenelpoblado.com