Desorden con el reciclaje

  
  
   
 Los problemas que genera el reciclaje callejero inadecuado no son nuevos. Por eso es común que este se asocie con mendicidad, inseguridad y desaseo, aunque es preciso resaltar que no son todos los recicladores los que incurren en malas prácticas que terminan perjudicando a los residentes de los barrios que frecuentan, ni son los únicos responsables.
Ana María Echeverri, coordinadora del Espacio Público en El Poblado, informó que de la mano del Comité Local de Gobierno, integrado por otras dependencias municipales, trabajan actualmente para controlar que el horario en que operan los recicladores sea hasta las 11 de la mañana y no hasta la 1 de la tarde, como está ocurriendo. “Varios dueños de restaurantes nos han puesto la queja porque sus clientes se incomodan con la manipulación de basuras a pocos metros de donde almuerzan”, manifestó la funcionaria. Sin embargo, aclaró que no es solo responsabilidad de los recicladores sino que hay incultura de los ciudadanos y falta de información sobre los servicios de recolección de residuos que presta el Municipio y los horarios en que pasan los carros recolectores de Empresas Varias. “Necesitamos que la gente se eduque más, tanto los residentes como los dueños de locales. Es increíble ver en El Poblado colchones tirados en una esquina porque le pagan al reciclador y lo descarga en cualquier lugar. La gente debe saber que hay un servicio de poda de árboles y de recolección de materiales como colchones y escombros”, sostuvo Echeverri.

Distinguirlos por su uniforme
La coordinadora de Espacio Público sugirió confiar en el personal que lleva vestido verde y tiene el nombre de la empresa Recimed, la cual está en un proceso de regulación con el Municipio. Agregó Ana María Echeverri que se debe desconfiar de los recicladores que no tengan este distintivo “porque generan inseguridad y se acostumbraron a las limosnas de las personas de El Poblado. Eso no soluciona nada.”
Entre los puntos críticos de basura, escombros y recicladores en la Comuna 14, están el barrio Manila, la Vía Primavera (han encontrado colchones a un paso de la quebrada La Presidenta) y la carrera 36A con la calle 10A, donde hay un lote baldío que se usa como acopio de reciclaje.