Desastres invernales en El Poblado son ahora más factibles

Hace cinco años la Universidad Nacional realizó un estudio de los puntos de riesgo en El Poblado, que se identifican a partir de las llamadas que hace la misma comunidad para reportar inconvenientes. En ese entonces había 30, mientras que un nuevo estudio, realizado este año por la firma Civil Hidráulica y Sanitaria y la misma Universidad Nacional, consideró 171. Es verdad que tras el análisis, que tiene en cuenta varios factores para luego asignar un porcentaje, muchos de ellos resultaron no ser peligrosos como aparecían inicialmente, pero de todas maneras Metro Río considera este aumento en las inquietudes reportadas por los habitantes como una señal que no se debe descuidar. Estos resultados son preliminares, pues el área de planeación de la Secretaría de Medio Ambiente está verificando algunos de los datos. No sobra recordar que la quebrada La Presidenta se desbordó en una ocasión causando daños en Provenza, en el Lleras e inundaciones más abajo, en Patio Bonito.

La deforestación que implican los proyectos en las laderas hace que el suelo retenga las aguas por menos tiempo, por lo que van casi de inmediato a las quebradas, explica Elkin Vanegas, el técnico de esta dependencia que tiene a su cargo la zona de El Poblado. Otro aspecto que señala es el inadecuado tratamiento de los residuos vegetales, como por ejemplo troncos, que muchas veces son arrastrados por la corriente y causan represamientos aguas abajo. En la actual temporada invernal, que según el IDEAM irá hasta diciembre, Metro Río y el Sistema Municipal de Prevención y Atención de Desastres, Simpad, han atendido emergencias relacionadas con sedimentación, troncos que obstruyen las corrientes y reparación de taludes.

Además de la atención de emergencias, Metro Río también trabaja en tres frentes que son: limpieza de quebradas, reparación de estructuras hídricas existentes y construcción de otras nuevas. Tan solo en reparación la inversión en 2005 asciende a 250 millones de pesos.