Desapareció el gallo Claudio, que habitaba en las calles de La Aguacatala

Gallo El Poblado La Aguacatala
El gallo había aparecido en septiembre del año pasado por el barrio (Foto archivo VEEP).

En septiembre del año pasado, Vivir en El Poblado contó la historia de un gallo que habitaba en las calles del sector de La Aguacatala, en inmediaciones de la calle 10 sur con la carrera 45, frente al Centro de Fe y Culturas.

Esa vez hablamos con la vecina Stella Ochoa, quien avisó de la presencial del animal, que merodeaba el barrio desde que supuestamente una pareja de adultos mayores que lo tenían como mascota lo abandonaran al mudarse. Al menos ese es el rumor que manejaban los habitantes del sector, pues no tenían conocimiento de su origen. 

Le puede interesar: Un gallo es el habitante de calle más querido en un barrio de El Poblado

El martes pasado, la residente Constanza Correa se comunicó con Vivir en El Poblado e informó que el gallo, a quien le dieron el nombre de Claudio, ha desaparecido pues no lo han vuelto a ver merodeando las calles. 

Correa dijo en su denuncia que un vecino nuevo de la zona se estaba quejando por la bulla que a determinadas horas del día emitía el gallo, y lo señaló como responsable de su desaparición, aunque aún no hay pruebas que confirmen lo dicho por ella. 

Vivir en El Poblado visitó el martes el barrio La Aguacatala y leyó los avisos que vecinos instalaron en postes del barrio para tratar de encontrar al animal. 

Constanza Correa dice que llamó al cuadrante de la Policía que vigila la zona y dio aviso de la situación; las autoridades indagan si en las cámaras de seguridad instaladas en sus calles hay evidencias de qué pudo pasar con el gallo. 

Claudio, el gallo, era muy consentido por los residentes y empleados que laboran en las oficinas del barrio. Algunos le ofrecían maíz y arroz como alimento. Su cantar todas las tardes entre 5:30 y 6:00 es extrañado por los vecinos, quienes lamentan no verlo más subirse al árbol de la esquina de la 10 sur con la 45 desde donde divisaba lo que ocurría en los alrededores, sin hacerle daño a nadie. 

 

 

 

 

 

Publicidad