Desacuerdo por barrera antirruido

 
 
 Adicional a la solución de tráfico que genera la Vía Distribuidora, la importancia del proyecto radica en la descontaminación ambiental, sostiene Gustavo Córdoba, Subdirector de Proyectos Metropolitanos del Área Metropolitana. 
   
 

Luis Alfonso Yepes Bustamante, Presidente del Consejo de Administración del Conjunto Residencial Bosques de La Aguacatala, considera dilatoria la solicitud del Área Metropolitana al Ministerio del Medio Ambiente, en la cual piden un concepto sobre si el apantallamiento que ayudaría a mitigar el impacto ambiental del proyecto, debe ir en la vía o en el perímetro de la copropiedad. “Ya se había discutido con el Área Metropolitana un conjunto de medidas integral que disminuya el impacto de más de 15 decibeles que recibe el conjunto residencial por encima de la norma, y que seguirán o aumentarán con la ejecución de la obra,” asegura Yepes y agrega: “El Área Metropolitana se viene escudando en su interpretación incierta de los estudios sobre este impacto, para desconocer la medida de la pantalla en nuestro perímetro.”

La pantalla de la discordia
La construcción de una pantalla antirruido para evitar la llegada directa de las ondas producidas por los motores, es uno de los requerimientos hechos. “Esta evitaría, como lo señalan los estudios, que tengamos que soportar más de 80 decibeles en la mayor parte del día, para que como mínimo recibamos 65 decibeles, el umbral más alto del rango contemplado por la norma de acuerdo con el uso del suelo de la zona,” indica Yepes, y agrega: “La construcción de la pantalla, es la que el Área se resiste a aceptar, pese a que ya la había dejado como válida en el proceso de concertación,” asegura Yepes.

Responde el Área Metropolitana
“De acuerdo con los monitoreos realizados antes y durante las obras se constató que los decibeles no se han incrementado, es importante aclarar que en los mapas de ruido realizados para el Valle de Aburrá, se detectó que todo el Valle presenta un alto grado de contaminación por ruido, lo cual fue corroborado por el informe de la Contraloría del Municipio de Medellín. En la Vía Distribuidora se siguen realizando monitoreos y una vez terminadas las obras, se continuarán dichos controles con el fin de analizar el efecto de las obras de mitigación planteadas y aprobadas por el Ministerio de Medio Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial,” afirma Gustavo Córdoba, Subdirector de Proyectos Metropolitanos del Área Metropolitana.

En cuanto a la apreciación de Yepes “… interpretación incierta de los estudios…”, Córdoba manifiesta: “Todos los estudios y diseños del proyecto fueron presentados a las autoridades competentes, estos fueron aprobados por cada uno de ellos, como es el caso de la Licencia Ambiental Resolución N°. 015 de enero 4 de 2007”.

Prima el bien común
Respecto a la construcción de la pantalla, Córdoba asegura que en estos casos es indispensable construir la protección general para todo el proyecto. “El apantallamiento es para todo el sector que interviene la Vía Distribuidora, y se viene construyendo de acuerdo con lo aprobado por el Ministerio de Medio Ambiente, una vez en marcha la medida, se continuarán realizando las mediciones respectivas para conocer realmente sus efectos.”

Mejorar el ambiente
"El apantallamiento que realizará el proyecto Vía Distribuidora está aprobado por la licencia ambiental. Se compone de unos jarillones, es decir, unas barreras en tierra conformadas por grama y barreras verdes vivas compuestas por árboles de distintas especies y tamaños que oxigenan y atrapan gases y material particulado, y cumplen 3 funciones: ornato, paisajismo y mitigación," explicó Claudia Montoya, Coordinadora del Proyecto, y añadió: “El apantallamiento está basado en el estudio y los monitoreos hechos antes y durante las obras.”