Deliciosa pasta y tan fácil de hacer

Deliciosa pasta y tan fácil de hacer
La pasta, esa delicia italiana que tanto amamos es tan fácil de preparar, que es perfecta para los que les gusta comer y no cocinar.
 
pasta
 
Tal vez será muy obvio para los fanáticos de la pasta, tal vez los italianos ya lo daban por echo, pero cada vez más se vuelve más indiscutible la pasión humana por la comida itálica. La ONG Oxfam, grupo de 15 organizaciones dedicadas a la búsqueda de la equidad mundial y el fin de la pobreza, desarrolló un sondeo para su línea a de investigación sobre qué y cómo comen las personas en el mundo, en el que participaron más de 16,000 personas en 17 países. Las personas debía decir qué comida preferían comer independiente de los costos o posibilidad de tenerla, y en todos lo países las respuestas como pasta, lasaña, pizza o comida italiana en general siempre estuvieron entre las primeras quince. Los sabores predilectos que le siguieron fueron la comida hindú y la mexicana. Según la Organización Mundial de la Pasta (IPO) el país que más pasta consume, después de Italia, es Venezuela con un monto de 12,9 kg de pasta (tipo italiana) per cápita. Colombia ocupa el puesto 35 con un consumo de 3,0 kg per cápita anualmente.
 
Esta deliciosa opción de alimentación es además de fácil preparación y permite salirse del clásico menú diario. Para quienes no tienen mucho tiempo o interés en la cocina, la pasta puede ser una alternativa práctica. Los ingredientes crudos pueden permanecer en las alacenas durante meses y después de la cocción muchos de ellos pueden mantenerse frescos durante varios días en la nevera. Cristian Gómez, cocinero del restaurante Pastas con Amor, en El Poblado, recomienda estos platos como un fuente principal de comida par vegetarianos y además invita a los menos entusiastas de la cocina a cocinar en mayores cantidades la pasta dejándola bien tapada en la nevera, únicamente condimentada con la sal de la cocción y un poco de aceite de oliva. En cocas aparte se puede guardar la preparación o mezcla básica de los ingredientes de la salsa.  Por ejemplo sería fácil tener en una coca pimentón picado, con tocineta, champiñones y pollo. O cualquier otra mezcla de ingredientes que ya están en la nevera o le gusten a cada persona, “realmente no hay ningún ingrediente que no le quede bien a la pasta” dice Cristian. Así, al llegar del trabajo, clase o cualquier rutina diaria, solo hay que calentar la pasta ya cocida o hervirla (una cocción entre 7 y 10 minutos). En una cacerola calentar los ingredientes picados y agregar una base líquida como tomates enlatados, o crema de leche. Eso sí, hay que consumir las mezclas que lleven crema de leche lo más pronto posible. Lo más facil del asunto es que muchos ingredientes pueden venir enlatados y estar en la casa por mucho tiempo sin necesidad de estar llevando listas la mercado: anchoas, aceitunas, tomates, champiñones, atún, salmón. Esto para salir rápidamente de la rutina y comer en las horas del almuerzo o de la cena con algo de afán o cansancio, porque cuando hay tiempo y disposición… hasta el peor de los chefs sabe que los mejores platos se hacen con ingredientes frescos.