Del Centro para El Poblado

   
  
   
 Cambio drástico. Ese es el salto laboral que acaba de dar el nuevo comandante de Policía de El Poblado, teniente coronel Javier Pérez Watts, quien por 14 meses estuvo a cargo de la seguridad en el Centro de Medellín, como comandante de la Estación Candelaria. Este barranquillero de 39 años se enfrenta hoy a los retos que le impone manejar la seguridad de la Comuna 14, zona residencial, hotelera, comercial, turística, cultural, financiera y lugar de habitación de personalidades y autoridades que requieren seguridad especial. Sabe Pérez Watts que El Poblado con la Zona Rosa, la Milla de Oro, los centros comerciales y casinos y el gran número de unidades residenciales, es eje fundamental en el progreso y la internacionalización de Medellín, de allí la enorme responsabilidad a la que se enfrenta.
Aparte de su pasión por el trabajo policial y la intención de fortalecer la comunicación con la comunidad, tiene a su haber la reducción de los índices de criminalidad e inseguridad en el Centro de la ciudad. En su nueva estación, cuenta con el apoyo de 212 agentes, quienes disponen para su movilización de siete vehículos y 22 motocicletas.

Hurtos y violencia intrafamiliar
El panorama que encuentra a su llegada a El Poblado es bien distinto al de la Comuna 10, donde dadas las características de centro urbano confluyen todas las modalidades delictivas. “El Poblado es como una zona especial donde no se ve reflejado el conflicto que tiene Medellín, y sus índices de criminalidad son bastante bajos”, afirma el teniente coronel Pérez. Sin embargo, en los pocos días que lleva en la Estación Poblado ha podido detectar que los principales problemas que se presentan tienen que ver con la convivencia y los robos en la vía pública. “Vemos mucho la violencia intrafamiliar y problemas en la convivencia ciudadana, afectada por la bulla, las fiestas y las basuras. Hay mucho maltrato a las mujeres por parte de sus esposos, riñas entre jóvenes y mucha intolerancia. El hurto callejero es otra de las situaciones más críticas, sobre todo por los corredores turísticos y de centros universitarios”. La seguridad se reforzará en las zonas con más índices de inseguridad, como La Aguacatala, Avenida Las Vegas por Eafit y Monterrey, Avenida de Los Industriales y se están identificando otros lugares vulnerables con base en las denuncias ciudadanas. En esos sitios con “semáforo en rojo”, se intensificará la presencia de personal de la Sijín vestido de civil y se desarrollarán operativos masivos.

Plan cuadrantes
Otro de los trabajos que adelanta por estos días el teniente coronel Pérez Watts es la implementación del Plan Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes, una directriz de la Policía Nacional que debe iniciarse antes del 20 de julio. “Eso significa que se les van a dar ciertos barrios a ciertos sargentos y policías para que sean los responsables de la seguridad de ese sector, como si fueran los dueños. En El Poblado va a haber siete áreas específicas de intervención, donde vamos a tener unos componentes de prevención, disuasión y reacción”.