Dejando los estilo sobrios y clásicos atrás, los zapatos hoy son los protagonistas de las mejores pi

 
 Dejando los estilo sobrios y clásicos atrás, los zapatos hoy son los protagonistas de las mejores pintas 
   
 Mercedes Campuzano ya tiene cuatro tiendas de zapatos y accesorios de marroquinería en todo el país. Todas las creaciones son diseñadas por ella misma aunque no tenga título de diseñadora y aún no se haya graduado de administración de empresas. Empezó haciendo sandalias planas para ella misma y para algunas personas que se antojaban de lo que ella se ponía. Con cursos y clases, aprendió todo sobre la zapatería; hoy es su gran pasión. 
   
 
 
   
 ¿Hay alguna influencia en las creación de zapatos?
“Mi cuento es totalmente distinto. Creo mucho en mi intuición, veo algo y sé si va a funcionar. Yo no me referencio de nadie, de hecho lo que yo quiero es ser líder y no copiar a otros. La moda es lo que la gente pueda llevar y sentirse bien con eso, no es lo que se esté llevando en Europa, nosotros tenemos una cultura totalmente distinta y un clima muy distinto. A nivel general hay tendencias pero siempre voy con mi intuición, voy viendo las tendencias y las necesidades, pero más que todo es escuchar a las clientas. Mis vendedoras son los oídos. Es super importante saber lo que las clientes dicen, qué hay, qué no hay, qué quieren y por eso me voy guiando. Tengo un estilo muy diferente, aun cuando hay otras marcas que hacen zapatos de colores y distintos, yo hago cosas muy diferentes pero que todo el mundo se las pondría, no hago cosas tan raras que a la gente le dé pena.”

¿Cómo tener exclusividad y variedad?
“La exclusividad no está en el precio, no me interesa tener zapatos de 150 ó 200 mil pesos que las personas no puedan comprar. Me interesa que las mujeres a las que les gusta verse bonitas, tener zapatos para todos los días o que vieron algo y simplemente lo quieren comprar, puedan hacerlo. La exclusividad está dada por la innovación. Cada 15 días hay cosas diferentes y son ediciones limitadas. La ideas me fluyen impresionante, no saco más zapatos porque no me caben en las vitrinas y porque tiene que haber un equilibrio, pero trato de mantener un buen ritmo de innovación.”

¿Cómo encontrar el equilibrio entre diseño y comodidad?
“La comodidad es fundamental. Un zapato que aprieta es pagar el purgatorio en la tierra. La ropa se puede soportar pero un zapato es la postura del cuerpo, el equilibrio, es comodidad. Son varias cosas, trabajar con ormas de buenas fábricas, la mayoría las importo, indudablemente los materiales que sean de buena calidad y que su composición sea adecuada para calzado, los materiales que no son adecuados los uso para decorar pero nunca que interfieran con la comodidad. Para que una mujer se vea bonita tiene que estar cómoda.”

¿Si existen los zapatos básicos y clásicos porqué comprar algo lanzado?
“Yo creo en los clásicos y básicos, el negro y el café siempre están en mis almacenes. Pero también creo que el cuento del básico aplica más en la ropa porque en los zapatos un básico depende de lo que tengas puesto y de la ocasión. El cuento de los básicos es de antes cuando solo nos atrevíamos a ponernos negro y café. Ahora de pronto lo plateado puede aplicar para varias cosas o el dorado, pero siempre queremos vernos distintas y variar el clóset.”

¿La mujer de hoy compra distinto en zapatos?
“El consumo ha cambiado, la gente se atreve a ponerse más cosas nuevas, a usar color y eso sí es influencia externa. Antes el zapato no llamaba la atención pero hoy se roba el protagonismo, yo diría que es el accesorio más importante del vestuario femenino porque te apaga la pinta o te la sube completamente. Antes se usaba el negro y el café, el blanco era muy rechazado, el plateado y dorado tenían otro mensaje, nunca se veía un fucsia. Antes nos daba pena un zapato escandaloso ahora hemos entendido que el zapato no se lleva en los hombros ni en un lugar muy visible.”

¿Dónde está esa línea entre un zapato bonito y uno feo?
“Es percepción, es subjetivo, depende de cómo se lleve; los estilos cambian mucho de diseñador a diseñador o de marca a marca. Me parece un poquito atrevido decir dónde está la raya. La división está en la forma de llevar cada cosa, cómo se luzca, la ocasión en que se use, la pinta que lo acompañe.”

¿Qué zapatos no se pone?
“Me pongo de todo, todos los días cosas distintas. No me pongo un zapato que no sea Mercedes Campuzano. Lo que menos me gusta son las botas y eso se nota en mis colecciones porque es lo que menos hay, me parece que aplican para pocas ocasiones y no es tan femenino o sexy, no es que me mate.”

¿Qué van a encontrar las mujeres en estilos de zapatos este año?
“Este año voy a tener mucho plateado, dorado, charol, brillo, diversidad en los tacones, morados, amarillo, verde menta, negro y el gris viene fuertísimo, como el morado que estaba olvidado totalmente y ahora está en todo. Muchos estampados porque me encantan, todo tipo de tacones por debajo de 7 y medio.”