Debemos hacer algo rápidamente

 Por: Juan Carlos Vélez Uribe 
 
La situación de orden público en Medellín vuelve a preocuparnos. A pesar de que en columnas anteriores habíamos planteado el mejoramiento de los índices delincuenciales de la ciudad, la verdad es que el comportamiento de estos en los últimos días nos preocupa bastante.
Habíamos logrado obtener una leve mejoría, no de los 80’s, cuando se inició una escalada de la violencia sin precedentes en Medellín, llegando hasta el record de homicidios en 1991 de más de 6.000 muertos en la ciudad. Hoy no estamos de ninguna manera a ese nivel, pero venimos de cerca de 700 homicidios hace dos años, a una cifra que se proyecta hoy a cerca de 2.000 homicidios. Podríamos decir que se han casi triplicado.
La paz que vivió la ciudad en el primer trimestre y muy especialmente en los juegos Suramericanos se ha desvanecido y, por el contrario, la violencia ha arreciado sin clemencia ya que toca a todos los sectores de la ciudad y a todos los estratos sociales.
La verdad es que debemos hacer algo rápidamente para no volver a caer en esos terribles indicadores de principios de los 90. Hay que actuar con más decisión. Creo que con la llegada de más miembros de la Policía Nacional en los últimos meses, se van acabando las disculpas.
Necesitamos más y mejor accionar de la Fuerza Pública en la ciudad. Sigue habiendo mucha gente armada sin salvoconducto, que inexplicablemente parece que supiera cómo evadir los controles de la autoridad. Más controles en el consumo y expendio de estupefacientes es una exigencia que hacemos los ciudadanos. Se acabó la excusa de la dosis mínima, ya que el Congreso acaba de prohibir su porte y consumo.
Queremos una ciudad en la que todos podamos vivir en paz, en la cual puedan crecer nuestros nietos y podamos lograr una sana convivencia.
Creo que esta advertencia a las autoridades hay que hacerla pensando en que todos en equipo, juntos, podemos hacer de Medellín una mejor ciudad.

opinion@vivirenelpoblado.com
jcvelezsenador@hotmail.com